VIVA CRISTINA FERNANDEZ de KIRCHNER NOBEL de la PAZ 2013 ¡¡¡

En este sitio encontras noticias, opiniones y material de consulta sin censura.



Te permitirá estar bien informado y podras sacar tus propias conclusiones , sobre lo que pasa en Argentina y los paises de America.



Nuestra linea editorial es la defensa estratégica de los Derechos Humanos, la Democracia popular y la Justicia Social.



Buscamos que durante este siglo XXI, concretemos la Revolución Cultural que soñaron nuestros compañer@s y familiares desaparecidos y asesinados , por todas la dictaduras y tiranias a los largo de America.



Nos mueve, la Memoria, la Verdad, la Justicia y la Reparacion Integral para con las victimas de la Doctrina de la Seguridad Nacional y los pueblos de America.



Córdoba, Argentina



19 y 20 de diciembre de 2001.-



viernes, 10 de diciembre de 2010

NOBEL de LA PAZ

NORUEGA | Un galardón polémico

¿El Nobel de la Paz o el de la discordia?
FotoÁlbumFotografía de Liu Xiaobo, Nobel de la Paz 2010. | Reuters
El activista chino Liu Xiaobo, Nobel de la Paz 2010. | Reuters
Esther Mucientes | Madrid
Actualizado viernes 10/12/2010 09:10 horasDisminuye el tamaño del texto Aumenta el tamaño del texto Comentarios 31
Liu Xiaobo, el disidente chino condenado a 11 años de prisión por defender los derechos humanos en su país, es el último en entrar en la lista de un premio Nobel 'manchado' en muchas ocasiones con la sombra de la polémica.

Su galardón como Nobel de la Paz 2010 ha abierto una batalla entre una mitad del mundo y la otra. Países como EEUU, Alemania, España o Francia, entre otros, han alabado la elección de Xiaobo y su lucha por una nueva China libre.

Del otro lado, China, que no ha permitido al activista acudir a recoger el galardón, Cuba, Venezuela y hasta 16 países más se han negado acudir a la entrega del Nobel apoyando la campaña de Pekín de boicotear a Xiaobo.

Finalmente, el activista chino no podrá recoger el Nobel, pero es que a su mujer el Gobierno chino también la ha prohibido viajar a Oslo. La voz de Xiaobo no se podrá escuchar en el Ayuntamiento de la capital Noruega.

No es la primera vez que sucede un hecho similar. El Nobel de la Paz, entregado a "a la persona que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos existentes y la celebración y promoción de procesos de paz", según el testamento de Alfred Nobel, ha estado desde su creación en 1901 rodeado de todas las polémicas posibles.

Xiaobo será la segunda persona en no poder recogerlo. El primero fue Carl von Ossietzky, un periodista alemán, a quien la Alemania nazi no le permitió viajar a Oslo en 1936.

También en 1983 no pudo recoger su premio el político polaco, antiguo sindicalista y activista de los derechos humanos Lech Walesa por miedo a que el gobierno no le dejase volver. Su mujer, Danuta, recibió el premio en su lugar.

Los que nunca lo lograron
Pero la sombra que rodea al Nobel no sólo se ha alargado por la no presencia de los galardonados. Mahatma Gandhi jamás ganó el premio, pese a haber sido nominado hasta en cinco ocasiones. Sólo tras ser asesinado en 1948, el comité del Nobel decidió entregárselo de manera póstuma.

Pero si no lo consiguió en vida, pese a sus logros, tampoco lo haría en muerte. En el último minuto, el comité decidió que "no había ningún candidato vivo que fuera adecuado" y Ghandi se quedó sin el laurel, y ese año no hubo Nobel. Para que esto no volviera a ocurrir la organización de los Nobel modificó los estatutos para evitar que se entregara cualquier premio póstumo.

25 años después el vietnamita Le Duc Tho declinó el Premio Nobel, debido a que "él no estaba en una posición para aceptar el galardón", por la situación en Vietnam como su razón primordial.

Duc Tho, fundador del partido Comunista en Indochina, participó entre 1968 y 973 en las conferencias de paz de París para lograr un cese al fuego en la guerra de Vietnam, y fue por ellas por las que rechazó su galardón. Fue su homólogo en estas conversaciones, Henry A. Kissinger, también galardona quien tuvo que recoger sólo el premio.

"Para honrar un acto político que requirió gran valentía de ambos lados, y que ha abierto oportunidades para un nuevo desarrollo hacia la fraternidad en el Oriente Medio" les fue entregado en 1994 el Nobel de la Paz a los líderes israelíes Shimon Peres e Isaac Rabin y al líder palestino Yasser Arafat. De aquellas buenas intenciones por las que fueron galardonados, hoy quedan pocas.

Dos mujeres también han estado envueltas en las críticas por recibir el Nobel de la Paz. La primera Rigoberta Menchú, en 1992. Le entregaron el premio por "su trabajo a favor de la justicia social y la reconciliación etno-cultural basada en el respeto a los derechos de los indígenas". Pero su relación con el régimen castrista de Cuba, su apoyo a la revolución zapatista en México y su cercanía al entorno de ETA, le valieron el rechazo de muchos.

La otra es la keniata Wangari Maathai a la que se galardonó en 2004 por "su contribución al desarrollo de la democracia". Fueron sus palabras sobre que el virus del VIH fue introducido en África para "castigar a los negros" lo que le costó duras críticas por parte de la comunidad internacional.

Los presidentes estadounidenses también han engrosado las listas de los Nobel de la Paz más criticados. En 2002, recayó en Jimmy Carter –considerado como uno de los peores presidentes de EEUU de la historia– por "sus infatigables esfuerzos durante décadas para encontrar soluciones a los conflictos internacionales, para avanzar en la democracia y los derechos humanos y por promover el desarrollo económico y social".

El de 2009 para Barack Obama también abrió la caja de los truenos. Recién elegido presidente de EEUU, el comité del Nobel decidió galardonarle porque "sólo muy rara vez una persona tiene el mismo alcance que Obama ha tenido al capturar la atención del mundo y brindarle a su pueblo la esperanza de un futuro mejor". La sorpresa fue mayúscula no sólo para la comunidad internacional sino para el propio premiado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

GRACIA POR SU COMENTARIO...
Atentamente:
El coordinador.
Cordoba
Argentina