VIVA CRISTINA FERNANDEZ de KIRCHNER NOBEL de la PAZ 2013 ¡¡¡

En este sitio encontras noticias, opiniones y material de consulta sin censura.



Te permitirá estar bien informado y podras sacar tus propias conclusiones , sobre lo que pasa en Argentina y los paises de America.



Nuestra linea editorial es la defensa estratégica de los Derechos Humanos, la Democracia popular y la Justicia Social.



Buscamos que durante este siglo XXI, concretemos la Revolución Cultural que soñaron nuestros compañer@s y familiares desaparecidos y asesinados , por todas la dictaduras y tiranias a los largo de America.



Nos mueve, la Memoria, la Verdad, la Justicia y la Reparacion Integral para con las victimas de la Doctrina de la Seguridad Nacional y los pueblos de America.



Córdoba, Argentina



19 y 20 de diciembre de 2001.-



lunes, 20 de diciembre de 2010

Abogados hijos de fusilados por genocidas

IMPRIMIR
Clarín.comLunes 20 de diciembre de 2010

Córdoba| Juicio a VidelaJuicio a Videla en Córdoba: son abogados y defienden a sus padres fusilados
20/12/10

Por Marta Platía
Cordoba. Corresponsal

Hugo Vaca Narvaja y Miguel Ceballos tienen mucho en común: abogados, tienen cuarenta y pico, y son los primogénitos de sus padres, de quienes llevan idénticos nombres. Los dos defienden, en el juicio contra los represores Jorge Rafael Videla, Luciano Benjamín Menéndez y otros 29 cómplices, la causa de sus progenitores que tuvieron un atroz destino común: fueron torturados y fusilados en la Unidad Penitenciaria 1 (UP1), entre agosto y octubre de 1976.

Vaca Narvaja padre era defensor de presos políticos, y tenía 35 años y tres hijos cuando --en noviembre de 1975-- lo secuestraron en las escalinatas de tribunales a plena luz del día. Miguel Ceballos contaba 37 cuando fue a parar a la UP1. Había sido activo militante durante el Cordobazo, estudiaba Economía y también tenía tres hijos cuando lo fusilaron en un simulacro de fuga el 11 de octubre junto a otros cinco compañeros.

En diálogo con Clarín , Vaca Narvaja hijo recuerda que tenía 9 años cuando su familia logró huir de Córdoba y refugiarse en la Embajada de México, antes del exilio: “Eramos 26. A los chicos nos pusieron debajo de las mesas ya que afuera, en plena Capital Federal, el Ejército rodeaba el edificio y tenían miedo de que nos dispararan”. Y niega: “Nunca quise ser abogado. Es más, mi madre dice que debajo de ésa mesa yo repetía que nunca iba a ser abogado. Parece que como el chico que era, relacionaba la actividad de mi papá con lo que nos pasaba”. Lo que les pasaba: ya con el padre preso, el zarpazo recayó en su abuelo. También abogado y ex ministro de Arturo Frondizi, lo secuestraron pocos días antes del golpe del 24 de marzo, lo asesinaron y decapitaron . Su cabeza apareció en las vías de un tren.

Ceballos hijo, en cambio, siempre supo lo que sería: “Había en mi familia dos palabras muy fuertes: justicia e injusticia. A mi papá lo habían metido preso varias veces después del Cordobazo. Mientras crecía, yo apenas lo vi. Mi mamá estudiaba medicina y con nosotros --dos hermanitos más-- lo siguió hasta Rawson para estarle cerca. Tengo de él el recuerdo de una sola semana, allá en el Sur. Yo habré tenido 5 años”.

Ahora, en el nombre de esos padres, ambos recalcan que la defensa que hacen “es mucho más amplia, más abarcativa”. Y de hecho lo es: entre los dos litigan por los familiares de 17 de los 31 fusilados junto a sus progenitores.

Vaca Narvaja llegó a la Abogacía luego de “varios años en Biología” y muchos años después de aquel pataleo debajo de la mesa de la embajada. ¿La memoria pudo más? “Sí, puede ser. Mi hermano Hernán es periodista, y mi hermana artista plástica. Alguien tenía que hacerlo y allí estaba yo”.

Desde el 2 de julio, cuando comenzó el juicio, los querellantes están sentados a pocos metros de los jerarcas y verdugos que les cambiaron la vida para siempre.

¿Cómo llegaron hasta allí? Ambos coinciden en que arrancaron en la causa trabajando con dos de los “decanos en este tema en Córdoba”: la abogada María Elba Martínez quienes lleva más de 30 años en este tema. “Para mí, ser el Sancho Panza de una Quijote como María Elba Martínez es un honor –apuntó Vaca Narvaja--. Ella fue a buscarnos al aeropuerto cuando regresamos del exilio en 1983. En ése momento nunca hubiera imaginado que estaría codo a codo con ella frente a un Tribunal y menos por éste tema”.

¿Qué se siente? “La necesidad de justicia es lo que mueve. Se cruzan dolores, ausencias personales –admite Ceballos--. Pero a pocas horas del veredicto, la Justicia lo llena todo”. Vaca Narvaja, entonces, larga una sonrisa apretada que le empequeñece aún más los ojos y dice como para sí mismo: “Ese día…Sí. Será como decirles a nuestros padres, misión complida. Y un arrancar de nuevo”.
http://www.clarin.com/politica/Juicio-Videla-Cordoba-defienden-fusilados_0_393560770.html

Copyright 1996-2009 Clarín.com - All rights reserved

No hay comentarios:

Publicar un comentario

GRACIA POR SU COMENTARIO...
Atentamente:
El coordinador.
Cordoba
Argentina