VIVA CRISTINA FERNANDEZ de KIRCHNER NOBEL de la PAZ 2013 ¡¡¡

En este sitio encontras noticias, opiniones y material de consulta sin censura.



Te permitirá estar bien informado y podras sacar tus propias conclusiones , sobre lo que pasa en Argentina y los paises de America.



Nuestra linea editorial es la defensa estratégica de los Derechos Humanos, la Democracia popular y la Justicia Social.



Buscamos que durante este siglo XXI, concretemos la Revolución Cultural que soñaron nuestros compañer@s y familiares desaparecidos y asesinados , por todas la dictaduras y tiranias a los largo de America.



Nos mueve, la Memoria, la Verdad, la Justicia y la Reparacion Integral para con las victimas de la Doctrina de la Seguridad Nacional y los pueblos de America.



Córdoba, Argentina



19 y 20 de diciembre de 2001.-



sábado, 29 de septiembre de 2012

HOMENAJE A JULIO CESAR CARRIZO

¡¡¡ VIVA  CRISTINA FERNANDEZ KIRCHNER NOBEL DE LA PAZ 2013 ¡¡


HOMENAJE AL COMPAÑERO JULIO CESAR CARRIZO…

Obrero metalúrgico y PERONISTA REVOLUCIONARIO.....

Mi nombre, Julio César Carrizo nacido en Deán Funes un 28 de enero de 1942. Mi madre era una dirigente del peronismo de la primera hora.

En el año 1952 nos fuimos a vivir a Córdoba capital junto con mi madre, mi padrastro y mi hermano mayor. Así fue que tanto en Deán Funes como en Córdoba funcionaba una unidad básica en casa, siempre que las Fuerzas Armadas lo permitieran, o sea que siempre respiré aire peronista.

 

Cursé el ciclo básico en la escuela de aprendiz que funcionaba en la fábrica militar de aviones y después de tres años egresé como ajustador de banco.

 

Córdoba crecía industrialmente con mejores trabajos y sueldos. Fui cambiando de trabajo, en el 64 entré en una fundición como matricero, era “Ferrari y Sacan”, que estaba en Bº Guemes, ese mismo año elegimos delegados de U.O.M (la fábrica no estaba sindicalizada, solos hacíamos los aportes sindicales), fuimos tres los elegidos.

 

En esa fábrica no nos pagaban horas extras,  por trabajo insalubre por calorías, no había ningún tipo de protección, no daban elementos de trabajo: ropas, guantes, antiparras, ni lugar para comer, pese a que trabajábamos en turnos discontinuos.

 

Nos cansamos de reclamar ante el sindicato y  sus respuestas siempre fueron promesas, nada concreto.  Decidimos hacer una reunión entre los delegados y compañeros de confianza y decidimos tomar la fábrica, un compañero faltaría con permiso, era el encargado de comunicar al ministerio de trabajo y a la prensa.

 

El día elegido, sabiendo que los trompas (patrones) a las 7 desayunaban, aprovechamos para soldar las puertas de entrada  de las oficinas a la planta. Desplegamos una bandera que decía “Fca. TOMADA POR LOS OBREROS HASTA SUS ULTIMAS CONSECUENCIAS POR INCUMPLIMIENTO A LAS LEYES LABORALES”. Y recién hicimos una asamblea con todos los compañeros, les dijimos que era la única forma de lograr nuestros objetivos, entonces pasamos a una votación, la cual aprobó la toma. 

 

Cuando se enteraron los trompas lo primero que hicieron fue llamar a la U.O.M. y a la policía. Nuestro compañero encargado de comunicar a los medios y al Ministerio de Trabajo cumplió su tarea, a los minutos vino un secretario y la policía, los hicimos pasar y les comentamos el motivo de nuestra lucha. Nos dijeron que tengamos las máquinas en orden y que no rompiéramos nada. Después vinieron los de la U.O.M. encabezada por Alejo Simó y sus patoteros, nos pidió que lo dejáramos pasar, que quería hablar con los obreros y así fue, Alejo Simó habló de que no era el momento oportuno, de que Perón tenía otros planes para todos los trabajadores, insistía a toda costa de levantar la medida de fuerza. Los compañeros pidieron que yo le contestara. Le dije que no podíamos esperar las últimas órdenes de Perón. Que había que poner en práctica las “LEYES LABORALES”. Que además lo nuestro estaba por demás claro, era nuestra bandera. Después de varias propuestas llegamos a un acuerdo.

 

La empresa se comprometía que en tres meses pondría las instalaciones en orden, que en dos meses nos pagarían todo lo adeudado, con un retroactivo de dos años y medio en las horas extras y compensación por trabajo en altas calorías y que no se tomaría represalia alguna con ningún obrero.

 

Se formó una comisión compuesta por Delegado Obrero, un miembro de la Empresa y uno del Ministerio para sacar las cuentas y dar cumplimiento a lo acordado. Pasó el tiempo y nos cumplieron. Fue un gran triunfo de todos los obreros.

 

Por supuesto que seguimos concurriendo a las asambleas gremiales y con delegados de otras fábricas formamos una agrupación metalúrgica y fuimos a elección por la Comisión Directiva con todos los requisitos en orden. Pero a la Junta Electoral la manejaban ellos, fuimos impugnados, vaya uno a saber por qué, cosa de la burocracia entreguista que duró muchos años.

 

A partir de allí cada uno tomó otros rumbos, entre ellos el inolvidable RENE SALAMANCA que se fue al S.M.AT.A., fue un gran dirigente que merece todo mi respeto y mi recuerdo.

 

Día a día crecían las organizaciones populares en los barrios, entre los estudiantes, en lo sindical, artistas y profesionales. Teníamos a los Toscos, Salamancas, López, curas Tercermundistas y muchos otros que no recuerdo. Leíamos revistas como Cristianismo y Revolución y muchos comunicados de distintas tendencias. Y así se produce la máxima expresión de las luchas populares, el Cordobazo, que será un hito histórico. Nace el Luche y Vuelve y se va multiplicando en todo el país. Como también las organizaciones armadas tales como Montoneros, Descamisados, FAR, FAP, ERP y otras.

 

Perón regresa al país, por poco tiempo. El dictador Lanusse convoca a elecciones con la proscripción de Perón.

 

En marzo del ‘73 la fórmula del FREJULI es la ganadora con Cámpora y Solano Lima. A partir de allí crecen los grupos de derecha, los matones de los sindicatos, CNU, COR, Alianza libertadora Nacionalista, Comando de Organizaciones y personajes nefastos como Brito Lima, el Tte. Coronel Osinde, el Gral. Iñiguez, Norma Kennedy, Giovenco, Juventud Sindical Peronista y toda la escoria que pueden reclutar, ladrones y buchones de barrios.

 

El retorno de Perón les sirve como pretexto para matar a todos lo que tenían olor a pueblo y se produce “LA MASACRE DE EZEIZA”.

 

Durante el gobierno popular ocurren miles de secuestros y asesinatos en la vía pública con el motivo de aterrorizar a la población. Son asesinados cientos de compañeros tales como O. Peña, Silvio Frondizi, A Curuchet, J Troxler y nuestro querido Atilio  “Negro” López.

 

Para Perón dejamos de ser la Juventud Maravillosa y nos convertimos en bandas organizadas al servicio de la sinarquía internacional.  Nos echan a los diputados de la juventud, por oponerse a la reforma del código penal.  Para mi escaso entender todo esto lo sabía el gobierno popular por el que tanto habíamos luchado y tanta sangre derramado.

 

En el ‘76, yo militaba en la J.T.P. (Juventud Trabajadora Peronista) que respondía a Montoneros y trabajaba en Franco Hnos. que fabricaban repuestos de motos y motocargas, que estaba en Villa Corina. Al entrar a trabajar (lo hacía en el segundo turno) un compañero me comenta que el sábado anterior lo secuestraron a Juan Cucco. Un gran luchador que estuvo preso en el Cordobazo. Ya en mi puesto de trabajo veo venir una patota con armas cortas y largas, soy golpeado con golpes de puños, patadas y encapuchado me suben a un auto. Después me entero que todos los compañeros se pusieron mal al ver semejante paliza y de la forma que habían sido tratados ellos y la Empresa decide dar por finalizada la jornada.

 

La patota da varias vueltas hasta que me meten en un edificio o casa, me tiran sobre un banco de cemento, soy esposado y los ojos vendados, intuyo que no estoy solo, que somos varios y empiezo a escuchar quejidos y lamentos. Sabía que en cualquier momento vendrían por mí, como soy creyente encomendé mi mente y mi lengua a Dios. Llegó el momento me subieron a un lugar que era la sala de torturas, trompadas, patadas, soga en el cuello, picana, submarino seco y húmedo, estos hijos de puta sabían todo de mí, me preguntaban si mi madre seguía teniendo “La Unidad Básica”, hasta del tiempo que mi padrastro estuvo preso durante la Resistencia Peronista, de mi detención cuando vino el presidente Francés, quienes éramos los que habíamos tomado la CGT. en los años Sesenta. Después me preguntaban: quien era mi responsable y donde estaban las armas y la impresora. Después me tiran en una celda o algo parecido, no sé cuanto tiempo pasó y me llevaron de vuelta, dale que dale, otra vez torturado, si conocía a fulano o mengano, que yo había participado en los cortes de los puentes.

 

No sé si fue la droga, las palizas o Dios, el asunto que empiezo a perder la razón y comienzo a tener alucinaciones, tales como que yo tenía entre mis manos a mi bebé de dos meses que se convertía en algo como una gelatina y que se me iba de entre mis dedos a un resumidero y no la podía retener, también me pasaba lo mismo cuando me ponía a hablar con mis compañeros, les decía “que no nos hiciéramos problemas que ya tenían la solución para nosotros, que nos llevarían a la Antártida para dar cumplimiento a un acuerdo que existía entre Argentina y las Naciones Unidas para un intercambio entre nosotros por focas y pingüinos” (a todo esto lo pueden afirmar los compañeros Sacco, el flaco Juan Morales, Juárez y otros compañeros). Por esto me llamaban el Loco.

 

Yo había perdido totalmente la noción de tiempo y distancia. En un momento me saco las vendas y veo a un montón de compañeras y compañeros que estaban todos muy golpeados, un custodio saca su arma, me apunta, viene hasta donde yo estaba y me dice que si no sabía que no tenía que sacarme las vendas, me lleva a un lugar que funcionaba como baño, me hace lavar un poco, porque tenía mucho olor, después me lleva a mi lugar y me dice que sea la última vez que lo haga.

 

Por mi estado deciden llevarme a otro lugar. Era de noche, me suben encapuchado a un auto con “patotas de azafatas”. Ese lugar era el hospital San Roque, allí estaba un muchacho que lo sacan a los gritos.  Me ve un médico que me hace caminar con un pie y ponerlo delante del otro, un buen rato, después me hace dirigir la vista a un péndulo, me pone una pichicata y me llevan de vuelta al mismo lugar. A la D2, sabíamos que era la jefatura de la Policía de la provincia, por las campanadas de la Catedral.

 

En Julio del 79 me dan “LA LIBERTAD VIGILADA”, en los trabajos que consigo entre ellos FRANCO HNOS, reciben orden del Tercer Cuerpo del Ejército de no darme más trabajo y así pasa en otros trabajos. En 1982 decido irme a Buenos Aires y aquí estoy desde entonces, conseguí trabajo, volví a buscar a mi familia, construí mi casa, eduqué a mis hijas, mi señora es docente y delegada en el gremio SUTEBA, tengo cinco nietas que son mi vida.

 

Por supuesto que continúo en la lucha, fui presidente de la sociedad de fomento del barrio, participé en el PJ pero no por mucho tiempo, aquí es todo “chorizan”(san chorizan), nada de ideología, solo amuchados, también fui delegado gremial y formamos una agrupación opositora, no nos fue nada bien (aquí prendió fuerte el no te metas). Actualmente estoy junto a compañeros docentes que conformamos la Comisión de Derechos Humanos por la Memoria de Pilar (Pcia. BS. As), aquí ocurrió la Masacre de Fátima (es el traslado de 30 compañeros que estaban detenidos en la Súper Intendencia de la Federal, en Capital y aquí son asesinados, sus cuerpos dinamitados). Es por eso que todos los años hacemos actos recordatorios, plantamos 30 árboles, levantamos un monumento en el lugar del hecho, logramos que se declare como fecha de interés municipal el día 20 de agosto, dimos charlas en distintos lugares como centros culturales y escuelas, también colocamos en la Municipalidad dos placas recordando a los 30.000 Desaparecidos y otra por los Detenidos y Desaparecidos de la zona de Pilar. Siempre hemos tenido la presencia de nuestras queridas Abuelas, Madres de plaza de Mayo y Familiares de Presos y Desaparecidos por Razones Políticas.

 

Pero lo que más quiero recordar en esta pequeña nota es el heroísmo de aquel muchacho que me vio en el Hospital San Roque, que identificó el logotipo de FRANCO HNOS. y no vaciló en ir hasta la empresa y decirles que había visto a un obrero de esa empresa, mal golpeado pero con vida. Inmediatamente la empresa se pone en contacto con mi familia y les comenta la noticia. Siempre estaré agradecido a ese desconocido que llevó un poco de tranquilidad a mi familia.

 

¡¡¡Viva la solidaridad de mi pueblo CARAJO!!!

 

                                                             

 

    

 

                                                                                   - Julio César Carrizo- 2007-

miércoles, 26 de septiembre de 2012

IDENTIFICAN A CUBANA DESAPARECIDA EN ARGENTINA

¡¡¡ VIVA  CRISTINA FERNANDEZ KIRCHNER NOBEL DE LA PAZ  2013 ¡¡


 

Portada :: Cuba 

    25-09-2012 

 

 

 

Encuentran el cuerpo de una empleada de la Embajada de Cuba desaparecida durante la dictadura Argentina.

 Luis Méndez Méndez

Cubadebate

Los restos de María Rosa Clementi de Cancere, empleada de la Embajada de Cuba en Argentina y secuestrada en tiempos de la dictadura militar, fueron identificados por el Equipo de Antropología Forense del país sudamericano.

En excavaciones realizadas en la municipalidad de San Fernando, por instrucción del juez federal Daniel Rafecas, apareció el cuerpo de María Rosa, nacida en Capital Federal el 19 de abril de 1945 y quien fuera secuestrada el 3 de agosto de 1976 a la salida de la Escuela anexa a la Embajada de Cuba en la capital argentina, donde ella ayudaba en el cuidado de los niños de los diplomáticos.

 

María Rosa estaba casada y tenía una hija de seis años cuando fue secuestrada por sicarios que operaban bajo el mando de la Operación Cóndor, nombre con el que es conocido el plan de coordinación de operaciones represivas entre las cúpulas de los regímenes dictatoriales del Cono Sur -Chile, Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Bolivia y esporádicamente, Perú, Colombia, Venezuela, Ecuador-, con la CIA de los EEUU, llevada a cabo en las décadas de 1970 y 1980.

 

Fuentes judiciales señalaron a Télam que según “los estudios genéticos realizados los restos encontrados en San Fernando “correspondían al diplomático cubano Crecencio Nicomedes Galañena Hernández; a María Rosa Clementi de Cancere -empleada de la Embajada de Cuba en nuestro país- y a Ricardo Manuel González, todos ellos secuestrados durante el mes de agosto de 1976″.

 

En ese lugar la Policía Científica de Gendarmería Nacional y el Equipo Argentino de Antropología Forense, ya identificaron una serie de puntos críticos durante los sondeos exploratorios previos.

 

“El descubrimiento de los restos del diplomático cubano, quien fue mantenido en cautiverio y torturado en el centro clandestino de detención ‘Automotores Orletti´ y la circunstancia de que la introducción de los cadáveres en tambores cementados fuera una práctica sistemática de los represores de ese centro clandestino para ocultarlos, lleva a concluir que las otras dos víctimas también habrían estado secuestradas allí”, explicaron los voceros.

 

Las fuentes indicaron que “esta clase de tareas tendientes a determinar el destino final de las víctimas de Orletti se vienen realizando desde 2003″, y entre ellas citaron “la realización de excavaciones en Florencio Varela y la realización de un barrido de rastrillaje del lecho del canal de San Fernando realizado por buzos tácticos de la Prefectura Naval”.

 

Las medidas se ordenaron en el marco de la “megacausa” que tramita Rafecas por los delitos de lesa humanidad cometidos en el ámbito del Primer Cuerpo de Ejército durante la última dictadura militar y que fue reabierta tras la derogación y declaración de “nulidad insalvable” de las denominadas leyes de Obediencia Debida y Punto Final.

 

María Rosa: Flor de la escuela

José Luis Méndez Méndez

 

La Escuela “José de San Martín” comenzó a funcionar después del restablecimiento de relaciones entre los dos países. La llegada a Argentina de funcionarios diplomáticos y comerciales cubanos, con sus familiares, supuso la presencia de niños que habían arribado en edad escolar y debían iniciar o continuar sus estudios primarios.

 

La decisión fue crear esta escuela anexa a la Embajada de Cuba en Buenos Aires. Para dirigirla fue seleccionada una joven pedagoga cubana con años de experiencia, que en el momento de su nombramiento era metodóloga provincial del Ministerio de Educación de Cuba y muy capacitada, Sanchica Tirsa Guevara Valido, esposa de un funcionario diplomático acreditado.

 

Se seleccionó el local apropiado, ubicado en la calle Arribeños, casi esquina a Teodoro García, en el barrio de Belgrano, a tres cuadras de la sede de la Embajada de Cuba. Hoy es un predio de la Universidad de Belgrano, sita muy cerca de ese lugar.

 

La escuela comenzó a funcionar en septiembre de 1973. El claustro se nutrió de personal mixto argentino y cubano, las tareas administrativas fueron asumidas por laboriosas jóvenes argentinas, asistidas por las madres de los menores, que de forma voluntaria apoyaban el normal funcionamientodel centro.

 

Sanchica ofrece su testimonio: “Recuerdo que llegamos a tener cerca de 20 niños y adolescentes de diversas edades, desde los años de primaria hasta toda la secundaria. Incluso, había de pre escolar y más pequeños. Se había formado un equipo docente muy preparado, María del Carmen Izaguirre, era maestra titular, ella impartía las asignaturas del nivel secundario, yo asumí las clases de español en ese nivel. Su esposo se llamaba Carlos, era chofer en la Embajada. Eran argentinos muy nobles y trabajadores, sentí mucho cuando los secuestraron, el mismo día del golpe militar. Nunca más los vi. Me alegra saber que viven, pensé que habían desaparecido, todo fue tan terrible”.

 

“Mirtha Cobelo Martínez, otra cubana esposa de un funcionario, era maestra de primaria, junto a Dalia, de quien no recuerdo su apellido, compartían los deberes. Cuando viajábamos a Cuba de vacaciones nos actualizábamos de los programas de estudio. Si había un solo niño en un grado, se le daba lo correspondiente a ese nivel. Había que realizar un esfuerzo grande, los niños eran aplicados, con buena disciplina, formamos un equipo cohesionado”.

 

Una de las jóvenes argentinas contratadas para labores de apoyo, fue María Rosa Clementi de Cancere, argentina, nacida en Capital Federal el 19 de abril de 1945. Era casada y tenía una hija menor y se caracterizaba por su responsabilidad y cumplimiento cabal de sus obligaciones. Su trato jovial, alegre, la destacaba en el colectivo. Era muy querida por todos. Sanchica, tiene de ella los mejores recuerdos:

 

“María Rosa era muy activa, cuidaba de los niños menores con amor y dedicación, ayudaba en la limpieza como hacíamos todos, pero su labor era el cuidado de los menores. Sentí mucho su secuestro, fue tan abrupto… ese día. Nos despedimos cerca de las 4 de la tarde, y nunca más la vi. Para nosotros los cubanos el secuestro y desaparición eran algo nuevo, no lo entendíamos, una experiencia tremenda, una impotencia total. Una amiga se había perdido y no podía hacer nada, solo consolar a su esposo Antonio. Cuando mi esposo Orlando y yo regresamos a Cuba, por haber terminado la misión diplomática, en noviembre de 1976, no habíamos recibido todavía noticias de ella, creo que nunca se encontró, ni se supo a dónde la llevaron, qué fue de ella… algo muy triste”.

 

El martes 3 de agosto de 1976, María Rosa llegó temprano a la Escuela. Tenía deberes por cumplir y lo haría antes de la llegada de los chicos. El día laboral transcurrió normal, todavía se comentaba lo bonita y alegre que había estado la conmemoración del 26 de Julio, fecha Patria, que tradicionalmente se festeja en Cuba, ocasión en que los estudiantes realizaron actuaciones de canto y baile.

 

Concluida su labor, María Rosa, como de costumbre, se dirigió a su casa en San Blas 5333 departamento No. 1, donde su esposo y su hija Paula Andrea, la esperaban. Nunca llegó, fue secuestrada en el trayecto. Nunca más se supo de ella. Tenía 31 años de edad.

 

La noticia conmocionó a familiares y compañeros de trabajo, de inmediato se hicieron indagaciones y denuncias de su desaparición, el tiempo era vital en estos casos. Su esposo, Antonio Alberto Cancere, era miembro del Comité Central del Partido Comunista Argentino, entonces todavía en la legalidad.

 

Cancere presentó su solicitud ante la Conferencia Episcopal Argentina, con el ruego de ser recibido por su Presidente, el Sr. Cardenal Raúl F. Primatesta. El 6 de agosto, el Secretario General de la misma, Monseñor Carlos Galán, acusó recibo del pedido informándole que el Cardenal no lo recibiría en audiencia, pero tomaría nota para obrar dentro de sus posibilidades.

 

Tres días después, el 9 de agosto, nuevamente la Nunciatura envió una nota al afligido esposo, en la misma se decía haber recibido la nota de Cancere del día 5 y expresaba: “Lamento sinceramente lo ocurrido, de la misma manera que mucho me afecta el dolor de otros hogares que se dirigen al Nuncio Apostólico en busca de una solución al angustioso momento en que viven”.

 

“Puedo asegurarle, que dentro del límite de mis posibilidades, me interesaré del caso, señalando a las autoridades el hecho, por eso no es necesario que venga a la Nunciatura. Dios nuestro Señor, en cuyas manos están los corazones de los hombres no faltará de ayudarle. Así lo espero y para ello rezo”.

 

Cancere se dirigió también al Arzobispado de Buenos Aires que, el 9 de agosto, respondió a su nota del 5 de agosto por indicaciones del Sr. Vicario, donde acusaba recibo de la denuncia. El documento lo firmaba Carlos Hernando, Prosecretario y Vicecanciller.

 

El 17 de agosto, Cancere recibe una carta del Comandante del 1er Cuerpo de Ejército, donde le daban respuesta a su denuncia. Se le informaba que, pese a las exhaustivas averiguaciones realizadas, no existían antecedentes de la presunta detención de su esposa en el área correspondiente al mencionado Cuerpo de Ejército. El 24 del propio mes, le reiteran la respuesta a su carta con igual contenido.

 

El 5 de septiembre, Cancere envía una carta al Comandante en Jefe de la Armada Nacional, Almirante Emilio E. Massera, en la que le remite un resumen de sus acciones para encontrar a María Rosa. En el primer párrafo de la misiva escribió: “El día tres de agosto próximo pasado mi esposa María Rosa Clementi de Cancere, salió de la Embajada de Cuba, sita en Virrey del Pino 1810, Capital Federal, donde se desempeñaba como empleada administrativa, para dirigirse a nuestro domicilio alrededor de las 16 horas, pues debía esperar a nuestra hijita que volvía del colegio”.

 

Después expresaba que desde esa fecha no había podido localizar el paradero de María Rosa, a pesar de las gestiones realizadas y que describía en la carta. Enumeró doce acciones, dirigidas al Presidente de la Nación, instancias de las Fuerzas Armadas y del Ministerio del Interior, a religiosas ya descritas y los recursos de Hábeas Corpus interpuestos ante un Juez Penal.

 

Avanzada la carta, Antonio intercala un párrafo, que denota la acción de los cuerpos represivos argentinos previos al secuestro en contra del personal de la Embajada. Así lo describe: “Debo decir al Señor Comandante, que pese a conocer las vicisitudes del momento histórico en que nos toca vivir, no entiendo cómo puede ser, que no se pueda conocer el paradero de una ciudadana, que fuera seguida por personal de los servicios de seguridad y que pese a ello no recurrió a ningún subterfugio, ni a ocultarse pues su proceder siempre ha sido correcto y el indicado en la defensa de las libertades y de las instituciones”.

 

Cancere pide una entrevista al golpista Massera y en su argumento le dice en la misiva: “…le pido me conceda una entrevista personal, pues creo que podré aportar datos que serán de suma utilidad para la ubicación de mi esposa por parte de la Marina de Guerra”.

 

El 7 de septiembre de 1984, el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional Federal No. 3 Secretaría No. 9, a cargo del Juez Federal Dr. Néstor L. Blondi, recibe la documentación acumulada sobre el caso de María Rosa, en el expediente 2053, en la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas.

 

El 24 de mayo de 1995, la Subsecretaria de Derechos Humanos y Sociales del Ministerio del Interior expidió una certificación de la Ley 24.321, solicitada por Paula Andrea Cancere, hija de María Rosa, nacida el 20 de diciembre de 1969 a las 13 y treinta horas, para poder recibir la indemnización compensatoria que esa Ley le otorga a los familiares de desaparecidos. Ella recibió la certificación conforme el 27 de junio de 1995.

 

El 10 de febrero de 1998, se expide un duplicado de la certificación, nuevamente solicitada por la hija de María Rosa, la retira la abogada Wanda Fragale. Con igual fecha Paula Andrea envía una comunicación a su, hasta entonces, representante legal por medio del correo argentino, donde le in- forma que revocó el poder general judicial y administrativo otorgado y lo insta a abstenerse de realizar cualquier gestión en representación de ella.

 

El 16 de marzo de 1999, otro abogado, Roberto Javier Sortino, retira otro duplicado de la certificación, igualmente solicitada por Paula Andrea, el 4 de marzo, a la edad de 29 años. Alegó ante la policía de Olivos, provincia de Buenos Aires, el extravío de la anterior recibida.

 

Antonio se casó nuevamente con la uruguaya María Elizabeth Matonte Ojeda, nacida el 1 de abril de 1949, de cuya unión tuvieron dos hijos varones, llamados Emilio Cancere, nacido el 28 de marzo de 1988 y Pablo Daniel Cancere, el 25 de enero de 1992. En 1999, residían en la calle José Barros Pazos 1.724, Buenos Aires, Capital Federal. Antonio Alberto murió y su hija y nueva esposa, tramitaron la terminación de su juicio sucesorio, por medio de un poder que otorgaron a un abogado.

 

María Rosa vive en la memoria de Sanchica, de su esposo Orlando Hernández Rodríguez, también funcionario diplomático de la Embajada de Cuba y de otros compañeros que compartieron momentos de alegría con ella. Su hija Paula Andrea, recibió asistencia médica especializada para reponerse de la pérdida de su madre, ella tenía 6 años cuando su madre le dio un beso de despedida antes de salir para la escuela donde estudiaba. Prefiere recordarla así, no ha sido posible entrevistarla para conocer de primera mano lo acontecido, el dolor está aún presente en la familia.

 

Fuente: http://www.cubadebate.cu/noticias/2012/09/23/encuentran-cuerpo-de-empleada-de-la-embajada-de-cuba-durante-dictadura-argentina/

 

 

 

 

 

   

 

HABLA JAMES PETRA

¡¡¡ VIVA  CRISTINA FERNANDEZ KIRCHNER NOBEL DE LA PAZ 2013 ¡¡

Portada :: Opinión :: J. Petras
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-09-2012


El análisis de James Petras
"Hay un gran sector del electorado que entiende que Obama es un miserable, pero que es un mal menor"

Radio Centenario


Efrain Chury Iribarne: Le estamos dando los buenos días a James Petras, que ya está en contacto con Radio Centenario desde Nueva York. ¿Cómo estas? James Petras: Buenos días, estamos bien, en un otoño con muchos colores.
EChI: Si te parece, nos gustaría escuchar tu análisis sobre las elecciones que se celebrarán en un par de semanas en Venezuela y también sobre las de Estados Unidos.
JP: Tenemos una diferencias muy importantes en ambos casos que debemos comentar.
En el caso de Venezuela, la importancia de las reivindicaciones del gobierno de Hugo Chávez tiene enorme influencia sobre el candidato de la derecha.
En otras palabras, a partir de las reformas de las Misiones, de los planes de Salud, Educación; las subvenciones en los supermercados y todo lo que podríamos llamar la transformación social es tan fuerte, tiene raíces tan profundas, que el candidato de la derecha, Henrique Capriles, dice que -de ganar- va a conservar las Misiones que implantó Chávez. Sólo dice que va a mejorar la implementación para que no favorezca a unas u otras personas. Pero la gente del pueblo tiene muchas sospechas de que eso es pura retórica. E incluso la retórica refleja un cambio de cultura generalizada, donde Chávez ha tenido tanta influencia que hasta la derecha tiene que copiarlo.
Del otro lado, en los Estados Unidos, es el efecto opuesto. La derecha ha crecido tanto, el peso de la política de recortar programas han afectado incluso a los sectores supuestamente progresistas. En ese sentido, por ejemplo, cuando Mitt Romney dice que va a eliminar tal o cual programa para evitar que los individuos vivan del Estado porque no quieren trabajar, .; ha alcanzado tal impacto que Barack Obama y los demócratas dicen que ellos también van a recortar pero no eliminar los programas sociales. Es tal el impacto que tiene la derecha que ha influido incluso en los sectores progresistas, que hacen competencia sobre qué harán con el déficit fiscal, dicen que van a considerar qué limitaciones imponer al Plan Nacional de Salud, a la Educación.
Por tanto, por un lado en Venezuela, el liderazgo de Chávez y la implementación de programas han afectado el conjunto de la cultura política. Mientras que Obama, jugando con Wall Street y las guerras han hecho el trabajo por la derecha, y la derecha ahora influye sobre el debate y el diálogo político.
Por esa razón debemos decir que hay enormes divergencias en el mundo actual entre los que ponen sobre la mesa la necesidad de una política agresiva hacia la política de transformación y no una política defensiva, que siempre hace el juego a la derecha.
EChI: ¿Obama tiene ventaja suficiente como para ganar las elecciones?
JP: Tenga un margen de garantía. Según las encuestas está delante un 2 o un 3% en lugares cruciales; en Estados donde es necesario que gane uno u otro candidato, pero en el panorama nacional la cosa es más estrecha. Esto es más que nada porque la gente está agotada y desencantada con Obama. La carta fuerte de Obama es el hecho de que los republicanos y Romney han tomado posiciones tan extremistas que han asustado mucho a la gente que en un momento no querían saber nada con Obama pero ahora se han visto amenazadas en cosas muy básicas, por lo que van a votar a Obama. Pero está repartida la cosa entre la gente que se siente traicionada en estos cuatro años y por esa frustración deciden votar por Romney; y por otro lado hay un gran sector del electorado que entienden que Obama es un miserable pero es un mal menor, entonces lo van a votar para evitar que asuma un extremista.
Por eso digo, el margen es del 2 o 3% a favor de Obama. Pero las cifras económicas no marchan a favor de Obama y es un dato que en este último mes y poco que queda para las elecciones mucho va a influir en el voto de último momento.
EChI: Ante la muerte de Santiago Carrillo (1), te pedimos una reflexión sobre este comunista español y su trayectoria.
JP: Santiago Carrillo era un dirigente comunista que luchó contra Franco y movilizó la clandestinidad contra la represión, estuvo un tiempo en la cárcel, sufrió maltrato, tortura, abusos.
Pero también sirvió para el sistema de transición, el firmó el Pacto de Moncloa que todos entendemos que fue la forma de aceptar las reglas de juego burgués, dejar a los franquistas sin castigo, no investigar los millones de asesinatos y desapariciones en manos de Franco, y aceptó que el Partido Comunista Español (PCE) debía ser una partido parlamentario con una política reformista. Este Pacto de Moncloa tuvo grandes consecuencias, porque a partir de ese pacto el PCE pasó de ser la fuerza mayoritaria durante la resistencia a Franco, a ser un partido minoritario, pequeño, y como consecuencia quedó al margen e su propia política electoralista.
En ese sentido, debemos reconocer la trayectoria histórica de Carrillo que en su momento fue un gran líder, pero que en el último período terminó siendo una figura muy marginada de la política, desprestigiado entre muchos militantes y comunistas. Ahora que ha muerto, en los funerales y los habituales recuerdos, la gente solo habla del bueno de Carrillo. Pero hay que hacer un análisis frío sobre el conjunto de su trayectoria y sobre cómo terminó.
Yo pasé muchos años en España y encontré muy pocos militantes obreros que tuvieran respeto por Carrillo; muchos decían cosas fuertes, lo acusaban incluso de ser traidor a la clase obrera; otros lo sindicaban de reformista, otros tenían una evaluación más equilibrada y le daban crédito por un lado, pero por otro, admitían que el Pacto de la Moncloa fue un error político.
El Pacto de la Moncloa fue el modelo para el Pacto del Club Naval (2) que se dio en Uruguay años después.
EChI: En agosto se cumplió un nuevo aniversario de la construcción del Muro de Berlín (agosto de 1961) y en noviembre se cumple otro aniversario de su caída (noviembre de 1989). (3) ¿Qué significó ese muro? ¿Qué pasó después de su caída?
JP: Bueno, en un momento durante la Guerra Fría Alemania que estaba en la frontera con los países imperialistas, estaba siendo muy atacada e infiltrada por la CIA. Y en vez de buscar una fórmula democrática para enfrentar ese desafío, tuvieron que construir ese muro para restringir la circulación, porque en esa circulación se infiltraban provocadores, espías. Pero eso también perjudicó a muchos alemanes que tenían familiares o relaciones del otro lado de la ciudad de Berlín, que fue una ciudad dividida, una ciudad ubicada dentro del sector comunista, era una isla.
Uno tiene que decir que el Muro de Berlín era una forma de proteger los avances socioeconómicos, pero el costo de la libertad de circulación y de comunicación entre los alemanes, incluso obreros, fue muy alto.
Esta manera de arreglar los problemas políticos fue un fallo estratégico, porque el éxito que tenía Alemania Oriental en todos los sectores socio-economico, era indudable. Pleno empleo, y ahora hay un 9% de desocupados en Alemania; durante el período comunista en la parte Este no existía el desempleo, faltaba mano de obra, debían importar extranjeros, tenía gran éxito la industria, era el país más industrializado entre los países comunistas. Incluso era el país más importante en cuanto a exportaciones de maquinaria a Rusia, importando materias primas. Pero bajo el dominio del Partido Comunista era muy servil a la política de Moscú y esto también fue perjudicial, porque Rusia siempre utilizaba a Alemania como una carta de presión sobre Alemania occidental.
En este sentido, debemos decir que el muro fue una forma equivocada de encontrar una solución al problema de seguridad. No hay dudas que todos los países tienen que adoptar medidas de seguridad, pero seguridad dentro de un marco democrático y abierto para el pueblo, y represivo selectivamente contra los delincuentes y el espionaje del mundo occidental. Y como los comunistas tenían problemas para distinguir entre la libre expresión de un ciudadano fiel al Estado y un infiltrado, causó enormes problemas y tuvieron esos resultados.
Pero debemos decir una cosa curiosa. Las últimas encuestas realizadas en las regiones donde estaba el comunismo, la mayoría de la gente reconoce que vivía mejor bajo el comunismo que ahora. Después de que cayera el muro, el 25% de los alemanes viviendo en la parte comunista se quedó sin empleo, sin fábricas, sin plan nacional de Salud, sin Educación libre, por eso muchos se quejan de que no era esto lo que esperaban.
EChI: En Uruguay se critica mucho la política económica del gobierno argentino, que es un gobierno proteccionista y muy severo con los más ricos.
JP: La política de Cristina Fernández es muy complicada y contradictoria.
Por un lado ha aumentado las pensiones, los salarios y mejorado el reparto con beneficios sociales. El nivel de vida ha aumentado, la economía ha crecido, hay mucha más libertad que en años anteriores. Pero, por otro lado, también es un gobierno que ha trabajado muy fuerte con la gran minería extranjera, las compañías de modificación genética como la Monsanto, que ha perjudicado a los pequeños productores; y más allá trabaja con un sector de agro negocios, con monopolios internacionales como Dreyfus, Bunge.
Es una política que por lado es progresista en relación con los gobiernos anteriores de Menem, Alfonsin, .; pero por otro lado falta mucho para ser un gobierno de lo que podemos llamar izquierda consecuente. Mientras tanto, en el conflicto con la derecha, con el gobernador de Buenos Aires, Mauricio Macri, parece un gobierno progresista; pero frente a las reivindicaciones de los ecologistas, los trabajadores, parece un gobierno que carece de suficiente compromiso.
Por tanto, debemos poner las cosas en perspectiva. Hay que apoyar las medidas progresistas, pero mantener la independencia y criticar y denunciar los pasos en falso que tienen consecuencias negativas para el pueblo.
EChI: Macri ha entrado en conversaciones con Capriles para fortalecer las derechas en Venezuela y Argentina, sabiendo la amistad que une a los gobiernos de ambos países.
JP: La relación con Macri no tiene mucho peso en la política venezolana hacia las elecciones. Pero Obama y la CIA están trabajando muy fuerte a partir de las Organizaciones No Gubernamentales (ONG’s) canalizando millones de dólares ilegalmente a la campaña electoral, para financiar la televisión, propaganda, movilizaciones.
Macri puede ofrecer el apoyo moral, propagandístico, pero al final de cuentas lo que pesa para a la derecha venezolana es el pago clandestino o semiclandestino de las ONG’s controladas por los Estados Unidos. Las ONG’s son instrumentos muy poderosos en las manos del imperialismo, por esa razón debemos comentar que Correa y otros dirigentes como Putin, los expulsaron de sus países, porque son ‘caballos de Troya’ supuestamente involucrados en los derechos humanos. Pero no están cuando hay crímenes de lesa humanidad en el mundo occidental, cuando Estados Unidos mata a miles de afganos, estos grupos nunca dicen nada. Si algún oligarca está involucrado en algún delito en Rusia siempre aparecen las ONG’s a decir que hay represión.
Las ONG’s no son organizaciones no gubernamentales, reciben todo su dinero directamente de gobiernos, en caso que haya un gobierno de derecha ellos trabajan tratando de desviar la atención de la lucha de clases a lo que ellos llaman auto ayuda, no tiene nada que ver con las reformas sociales que se vienen desarrollando en Venezuela, las 300.000 casas . Ellos buscan meterse y confundir a la gente con propuestas completamente a micro escala, sin consecuencias en las grandes mayorías.
Las ONG’s del imperialismo tienen mucho más que ver con los resultados de la campaña de la derecha en Venezuela que el señor Macri, que puede seguir tocando la guitarra en Buenos Aires.
EChI: ¿Te quedó algún tema para abordar?
JP: Si, debemos anotar que sigue el levantamiento del mundo musulmán, especialmente en Pakistán, pero ha tenido impacto en treinta países.
Debemos enfatizar que eso no tiene nada que ver con la película, que supuestamente ha provocado este levantamiento. Los pakistaníes están enfadados porque Estados Unidos hace diez años que está interviniendo en su país, tirando bombas, invadiendo territorios, matando ciudadanos, financiando enormes desplazamientos por parte del ejercitó pakistaní; ponen a Asif Ali Zardari, un delincuente como Presidente –y digo delincuente porque en Suiza hay un proceso judicial por fraude en su contra-; todo eso es la razón por la que el pueblo pakistaní se ha levantado. La película fue simplemente el detonante. Y eso pasa en todos los países donde se han levantado los musulmanes.Las protestas no tienen nada que ver con la película, la causa son los diez años de torturas, intervención, bombas, destrucción, que han afectado a los países musulmanes.
EChI: Bien Petras, te agradecemos mucho desde Radio centenario tu participación esta mañana y la promesa es de reencontrarnos el próximo lunes.
JP: Muy bien, adelanto que me gustaría en lo previo a las elecciones, dedicar un programa especial enfocado sólo a Venezuela.
EChI: Nos parece perfecto, te tomamos la palabra entonces.
JP: Quedamos así, un abrazo a toda la audiencia.
(*) Escuche en vivo los lunes a las 11:30 horas (hora local) la audición de James Petras por CX36, Radio Centenario desde Montevideo (Uruguay) para todo el mundo a través de www.radio36.com.uy
Notas de referencia:
(1) El dirigente comunista Santiago Carrillo , quien combatió del lado de la República en la Guerra Civil Española, murió el pasado martes 18 de septiembre a los 97 años mientras dormía la siesta en su casa en Madrid, según confirmaron familiares a la prensa.
Carrillo fue protagonista de los principales sucesos de la historia española durante el siglo XX y fungió como máximo líder del Partido Comunista de España (PCE) entre 1960 y 1982, un periodo que comprende la compleja etapa tras la muerte de Francisco Franco.
Durante más de tres décadas de exilio en París, se distanció paulatinamente de la línea política que defendía la entonces Unión Soviética y fundó, junto a otros dirigentes de izquierda en Europa, lo que se conoce como "eurocomunismo".
En 1976 regresó a España clandestinamente y negoció con el presidente provisional del Gobierno, Adolfo Suárez, la legalización del PCE a cambio de aceptar el régimen monárquico. En las elecciones de 1977 fue electo diputado, cargo en el que se mantuvo hasta 1986. Abandonó el PCE en 1985 y dedicó sus últimos años a escribir libros y artículos, y a dar conferencias.
Durante la última semana, el veterano luchador sufrió un empeoramiento en su estado de salud, después de que tuviera que ser ingresado en varias ocasiones. Unas 25.000 personas despidieron a Santiago Carrillo en su capilla ardiente en el Auditorio Marcelino Camacho de CCOO.
(2) El Pacto del Club Naval fue un acuerdo alcanzado el 3 de agosto de 1984 entre los máximos jerarcas militares y representantes de los partidos Colorado, Frente Amplio y Unión Cívica, para el retorno al régimen democrático a Uruguay, después de más de once años de gobierno cívico-militar. Fue la culminación de una negociación secreta.
Como consecuencia del acuerdo, el gobierno convocó a elecciones el 25 de noviembre del mismo año, en las cuales no pudieron participar los candidatos naturales del Frente Amplio, Liber Seregni, del Partido Nacional, Wilson Ferreira, y del Partido Colorado, Jorge Batlle, que se encontraban proscriptos. En dichas elecciones fue elegido presidente Julio María Sanguinetti del Partido Colorado, quien asumió el 1º de marzo de 1985.
El nombre de este acuerdo se origina en el lugar donde se efectuaron las reuniones, club ubicado en el barrio Carrasco de Montevideo.
(3) El Muro de Berlín , denominado oficialmente «Muro de Protección Antifascista» (Antifaschistischer Schutzwall) por la socialista República Democrática Alemana – RDA (Deutsche Demokratische Republik – DDR) fue parte de las fronteras interalemanas desde el 13 de agosto de 1961 hasta el 9 de noviembre de 1989 y separó a la República Federal Alemana de la República Democrática Alemana hasta ese año.
El bloque oriental dominado por los Soviéticos oficialmente sostenía que el muro fue levantado para proteger a su población de elementos fascistas que conspiraban para prevenir "la voluntad popular" de construir un estado socialista en Alemania del Este. No obstante, en la práctica, el muro sirvió para prevenir la emigración masiva que marcó a Alemania del Este y al bloque comunista durante el período posterior a la II Guerra Mundial
El muro se extendía a lo largo de 45 kilómetros que dividían la ciudad de Berlín en dos y 115 kilómetros que separaban a la parte occidental de la ciudad del territorio de la RDA. Fue uno de los símbolos más conocidos de la Guerra Fría y de la separación de Alemania.
Transcribimos la nota que Usted puede volver a escuchar en:
http://www.facebook.com/pages/Radio-Centenario-1250-AM-Montevideo/135816849848510



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious digg meneame twitter

¿¿ QUE PASA CON EL RACISMO ANTISLAMICO ???

¡¡¡ VIVA  CRISTINA FERNANDEZ KIRCHNER NOBEL DE LA PAZ  2013 ¡¡



EL RACISMO ANTISLAMICO NORTEAMERICANO

   26-09-2012 

 

El lingüista y activista estadounidense considera que viola la normativa internacional y la Declaración Universal de los Derechos Humanos

Chomsky califica de “odiosa” película antislámica

HispanTV

El lingüista, filósofo y activista estadounidense Noam Chomsky ha afirmado este martes que la película antislámica producida en Estados Unidos viola la normativa internacional y la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Durante una entrevista con la agencia iraní de noticias Mehr, Chomsky ha calificado de odiosas la producción y emisión de la blasfema película ˈLa inocencia de los musulmanesˈ, dirigida por un israelí-estadounidense, y ha afirmado que esta insultante medida ha suscitado muchos retos.

 

En cuanto a la opinión de algunos estadounidenses respecto a la legalidad de este largometraje, pese a su inmoralidad, el filósofo norteamericano ha señalado que “la producción de esta repugnante película, no solo no es un muestra de libertad de expresión, sino que manifiesta odio y una cierta actitud agresiva”.

 

La película antislámica, según Chomsky, contradice el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en torno al respeto de los derechos de los demás, así como la salvaguarda de la seguridad y el orden.

 

“La libertad de expresión no es un derecho sin límites, y en Europa y otros puntos del mundo existen normas que restringen este derecho”, ha afirmado.

 

Respecto a las reacciones al largometraje en EE.UU., el activista norteamericano ha expresado su deseo de que las autoridades estadounidenses que han condenado la película, lo hayan hecho de forma honesta para que, por lo menos, no hayan actuado en el marco del engaño, una actitud que adoptan normalmente.

 

La ira del mundo islámico por la película ˈLa inocencia de los musulmanesˈ se intensificó después de que el semanario satírico francés ˈCharlie Hebdoˈ publicara una serie de caricaturas que profanan la figura del profeta del Islam, Hazrat Mohamad.

 


 

Revoluciones en el mundo árabe 

    26-09-2012 

El verano del descontento musulmán

¡No es “la película de unos aficionados, estúpido”!

 

 

James Petras

Rebelión

 

 

Traducción para Rebelión de Loles Oliván.

 

 

 

 

[...] La islamofobia no es simplemente la actitud de una minoría de extremistas marginales; es parte integrante de las políticas destinadas a las guerras actuales contra una docena de naciones musulmanas, a la vigilancia de millones de musulmanes estadounidenses, y a armar a un Estado judío decidido a desarraigar a los palestinos y a amenazar con bombardear a 75 millones los musulmanes iraníes [...] 

 

 

Introducción

 

La llamada “Primavera Árabe” es un recuerdo lejano y amargo para quienes combatieron y lucharon por un mundo mejor, por no hablar de los miles que perdieron la vida o su integridad física.

 

En su lugar, en todo el mundo musulmán, una nueva oleada de políticos reaccionarios, corruptos y serviles han tomado las riendas del poder apoyados por los mismos militares, la misma policía secreta y el mismo poder judicial que sostuvieron a los gobernantes anteriores [2]. La muerte y la destrucción es rampante; la pobreza y la miseria se han multiplicado, han quebrado la ley y el orden, matones reaccionarios han tomado el poder político cuando antes eran una fuerza marginal. Los niveles de vida han caído, las ciudades están devastadas y el comercio está paralizado. Y presidiendo este “Invierno árabe” se encuentran las potencias occidentales, Estados Unidos y la Unión Europea —con la ayuda de las monarquías absolutistas despóticas del Golfo, su aliado turco y un ejército variopinto de mercenarios terroristas islamistas y sus posibles portavoces del exilio.

 

El legado de la intervención imperial en el mundo musulmán durante la primera década del siglo XXI supera en términos de vidas perdidas, en personas desplazadas, en economías destruidas, en guerras perpetuas, cualquier década anterior, incluyendo las conquistas coloniales del siglo XIX y XX. Buena parte del reciente caos y de la violencia occidental ha quedado concentrada en el período conocido como la “Primavera Árabe” entre 2011 y 2012. Además, lo peor está por venir. Los supervisores occidentales han ganado posiciones estratégicas de poder en algunos países (Egipto), se dedican a prolongadas guerras ruinosas en otros (Siria) y se prepara para una intervención militar aún mayor y más destructiva en otros (Irán).

 

El “Invierno del descontento musulmán” cubre un arco completo desde Pakistán y Afganistán, en el sur de Asia, a través de la región del Golfo y Oriente Próximo hasta el Norte de África. En medio de la peor crisis económica que azota Occidente desde la década de 1930, los regímenes imperialistas occidentales han exprimido a sus pueblos, han movilizado personal, armas y dinero para participar en guerras simultáneas en cinco regiones y dos continentes para derrocar a sus adversarios políticos e instalar clientes, incluso aunque ello suponga la destrucción de la economía y el desarraigo de millones de personas.

 

Comencemos con Egipto, donde la Primavera Árabe se ha convertido en un caso de estudio para la elaboración del Nuevo Orden Imperial en el mundo musulmán. Atribuir las violentas rebeliones populares en dos continentes y en dos docenas de países musulmanes a una película de Estados Unidos que profana al profeta Mahoma es el colmo de la superficialidad. Como mucho, la película ha sido el detonante que ha desencadenado una hostilidad arraigada como resultado de dos décadas de devastación y destrucción que Estados Unidos ha causado al mundo musulmán y, más concretamente, el flujo de rabia que circula debido a la cruda intervención de Washington contra la promesa de la Primavera Árabe.

 

 

 

 

 

Egipto: la construcción de un Estado del cliente

 

Desde el primer día, en febrero de 2011, Washington buscó por todos los medios apuntalar la dictadura de Mubarak cuando miles de manifestantes que luchaban por la libertad fueron asesinados, heridos o encarcelados en las plazas y calles más importantes de Egipto. Cuando Mubarak fue obligado a dejar el poder, Washington intentó conservar su influencia recurriendo a sus generales y apoyó la junta militar que tomó el poder. A medida que la dictadura militar se convirtió en el blanco de grandes manifestaciones a favor de la democratización, Washington respaldó un acuerdo de reparto del poder político entre el dominante sector pro-occidental neo-liberal de los Hermanos Musulmanes y los militares excluyendo las reformas democráticas y socioeconómicas más elementales exigidas por los pobres y las clases trabajadoras y medias.

 

Con la elección del presidente Muhammad Morsi, Washington se aseguró el más ferviente defensor del capitalismo salvaje de “libre mercado” y el segundo mejor defensor (después de Mubarak) de mantener la posición de Egipto como Estado cliente de Estados Unidos en Oriente Próximo. Morsi, siguiendo los pasos de Mubarak y de acuerdo con Washington y Tel Aviv, cerró las rutas comerciales entre Gaza y el Sinaí, viajó al Movimiento de Países No Alineados en Teherán para trasladar el mensaje de Arabia Saudí y del Golfo reclamando el apoyo a los mercenarios armados que asolan Siria con el respaldo occidental. Después ha anunciado planes para privatizar empresas públicas, reducir el déficit a través de la eliminación de los subsidios básicos a los pobres, desregular la economía para aumentar el flujo de capital extranjero y acabar con las huelgas obreras [3]. Como recompensa por su servilismo y para facilitar el proceso de reconstruir Egipto como Estado maleable y cliente de Occidente, Washington, Arabia Saudí, el FMI, Qatar y la Unión Europea han ofrecido a Morsi más de 20 mil millones en préstamos, el alivio de la deuda y subvenciones [4]. Para conservar el apoyo de las masas musulmanas empobrecidas, el gobierno de Morsi depende de jugar la “carta espiritual” mientras lleva adelante una sólida estrategia económica neoliberal y una política exterior neo-colonial.

 

Dado el reciente fervor revolucionario nacionalista y pro democratizador, Morsi busca la manera de desviar el creciente descontento socioeconómico con sus políticas económicas neoliberales adoptando una posición musulmana aparentemente piadosa —condenando “la película” que ridiculiza al Profeta y tolerando los ataques a la Embajada estadounidense en el Cairo... algo que ha enfurecido a Clinton y a Obama, que esperan sumisión total, especialmente hacia los símbolos y la esencia de todo lo de Estados Unidos [5].

 

Desde la perspectiva de Morsi, un día de desahogo contra la Embajada de Estados Unidos ha sido el precio a pagar por su extenso programa para poner fin a las aspiraciones revolucionarias democráticas y nacionalistas de las masas que derrocaron a Mubarak, sobre todo cuando Morsi tiene toda la intención de “continuar con su agenda económica (de Mubarak) con una política establecida para luchar contra la corrupción” [6]. El pueblo egipcio, tanto el musulmán como el laico, está profundamente desencantado con la traición de los Hermanos a sus promesas de bienestar, empleo, prosperidad y de una política exterior nacionalista. La “película” ha servido como “pretexto legítimo” para unificar sus fuerzas: la protesta contra “la película” tiene que ver en realidad con las profundas divisiones socio-económicas y políticas emergentes y con el tremendo impulso de la influencia de Estados Unidos en el Egipto de Morsi.

 

 

 

Libia

 

El régimen de Obama condujo la guerra aérea y marítima que devastó la economía de Libia, destruyó su integridad nacional y permitió que una gran cantidad de grupos fundamentalistas terroristas extranjeros y nacionales se hicieran con el control de vastas regiones del país [7]. Washington y la UE lanzaron en paracaídas al gobierno a un variopinto grupo de clientes expatriados sin apoyar a ninguna de las instituciones del Estado. Los fundamentalistas islámicos, los clanes, las bandas, los tribalistas, monárquicos y docenas de otros señores de la guerra locales que la UE y Washington financiaron, armaron e importaron para derrocar a Gadafi hicieron mucho más: destruyeron todo el tejido de la sociedad civil organizada, el Estado y la autoridad pública. Frente a un mundo hobbesiano y caótico de feudos en guerra, muchas gentes han retornado a sus grupos primarios —familia, clan, autoridades religiosas, que pudieran ofrecer cierta protección mínima en el hogar, en la calle y en el lugar de trabajo. El asalto al consulado de Estados Unidos ha sido sólo uno de los miles de ataques violentos contra la propiedad y las autoridades nacionales, regionales y locales [8]. La propia policía, el ejército y los ministerios están infiltrados por facciones armadas religiosas y laicas que pretenden asegurarse los escasos ingresos del petróleo para su grupo particular.

 

La protesta del Consulado y el asesinato del embajador estadounidense y de los miembros de las Fuerzas Especiales no ha sido sino el acto más publicitado de la violencia criminal generada por Estados Unidos y por la intervención militar de la UE. Creyeron, bien por ignorancia total, por arrogancia o por ingenuidad, que podían armar a los fundamentalistas para que hicieran el trabajo sucio de matar a Gadafi y una vez que ello fuera “misión cumplida”, podrían desecharlos como un condón usado (o enviados a Siria como tropas de choque) y que podrían reemplazarlos por tecnócratas neo-liberales que gobernarían el país como un Estado cliente occidental: retornando los campos de petróleo a las compañías petroleras de la UE y estadounidenses. En vez de eso, Washington y la Unión Europea han alienado a todos los sectores de la sociedad libia: a los millones de beneficiarios de la Libia estable, segura, laica y próspera que gobernó Gadafi; a la masa de fanáticos musulmanes armados que exigen un Estado fundamentalista y sienten que sus sacrificios han sido dejados de lado, y a los señores de la guerra y a los contrabandistas de armas que exigen el respeto de sus adquisiciones territoriales [9]. Y, sobre todo, a la gran mayoría de todos los libios que han resultado empobrecidos por la guerra y que vieron con indiferencia o satisfacción cómo las bandas armadas bombardeaban el Consulado estadounidense. La protesta violenta por la película de unos aficionados que denigra al Profeta ha sido claramente el pretexto de una dilatada acumulación de reclamaciones populares y de la elite resultado de la intervención occidental armada.

 

 

 

Yemen

 

La toma de la embajada de Estados Unidos en Yemen secunda a los 33 años de respaldo financiero y armamentístico estadounidense a la brutal dictadura de Ali Abdulá Saleh, meses de guerra de drones y a la represión de las protestas populares pacíficas. El actual movimiento pro-democracia en Yemen, que alcanzó proporciones masivas, ha quedado bloqueado por la intervención de Estados Unidos y Arabia Saudí y ha dejado en su estela miles de ciudadanos yemeníes muertos, heridos y encarcelados. La toma de la embajada de Estados Unidos, aparentemente por “la película”, se ha debido a causas mucho más profundas y más amplias: el descontento popular por largas décadas de alianza entre Estados Unidos y Yemen y por una farsa de “transición democrática” promovida por Estados Unidos. Al igual que en Egipto y en Túnez, en Yemen los cambios de personas se han planificado para sacrificar al dictador titular con el fin de salvar el aparato del Estado cliente (policía, ejército, y judicatura), que son la base del poder de Estados Unidos y de Arabia Saudí en la región del Golfo. En todas las “transiciones”, Estados Unidos y la UE confían en políticos musulmanes dóciles y serviles para que pongan los arreos de las creencias religiosas a sus políticas neo-liberales y pro-imperiales.

 

 

 

Túnez

 

En el caso de Túnez, Washington y la UE hicieron uso del partido islamista en el poder Ennahda con el fin de abortar la transformación a favor de la democratización. Posteriormente, han subsidiado fuertemente al régimen de “libre mercado” de Moncef Marzuki que ha ignorado totalmente las reivindicaciones básicas que llevaron al levantamiento: el desempleo masivo, la concentración de la riqueza y la subordinación a la política exterior de la Unión Europea y de Estados Unidos, especialmente en lo que respecta a Palestina, Libia y Siria. El régimen y el partido islamista han jugado el habitual doble juego de condenar “la película” y aplastar la protesta, sabiendo muy bien que la protesta callejera podría encender una manifestación mucho más importante contra el abandono total del régimen del programa socio-económico democrático original.

 

 

 

Somalia y Sudán

 

En Somalia y en Sudán han tenido lugar protestas populares violentas y ataques contra la embajada de Estados Unidos. Washington ha estado profunda y directamente involucrada militarmente en Somalia durante más de dos décadas, pasando de una fracasada ocupación de los marines a financiar a militares africanos como sustitutos, entre ellos de Etiopía, Kenia y Uganda. Asimismo ha participado en ataques con drones. Como resultado de la intervención militar de Estados Unidos, Somalia es un país dividido, destruido y en la miseria en el que florece la piratería y donde tres cuartas partes de sus habitantes son refugiados. Las “protestas por la película” no son más que la punta de una guerra de liberación nacional en curso que enfrenta a islamistas radicales contra los sustitutos respaldados por Occidente y el régimen títere musulmán “moderado” de Sharif Sheik Ahmed.

 

Sudán es el lugar de una protesta masiva y un violento ataque contra las embajadas de Estados Unidos y de Europa. La elite gobernante en Sudán, sujeta a las sanciones de estadounidenses y europeas así como al movimiento separatista financiado y armado por Washington y Tel Aviv en Sudán de Sur, rico en petróleo, ha firmado un acuerdo por el que se han reducido sus ingresos petroleros en un 80%. Como resultado del apaciguamiento de Sudán respecto al separatista sustituto de Occidente, los niveles de vida en Jartum se han desplomado, la inflación hace estragos, el desempleo aumenta y el régimen ha dejado de apuntar sus armas a los separatistas para apuntar a su propio pueblo. Los ataques a la Embajada de Estados Unidos tienen más que ver con la división y el empobrecimiento del país que con “la película”. Como mucho, ésta ha sido un “disparador” que ha incendiado la profunda frustración en contra de un régimen que, una vez confirmada la integridad nacional del país, ha sacrificado sus riquezas naturales para ganarse el favor de Washington.

 

 

 

Pakistán

 

Pakistán ha sido escenario de masivas protestas populares en los centros urbanos así como en la periferia noreste. Los ataques a la embajada y la quema de la bandera reflejan un resentimiento constante y profundo contra más de una década de intrusiones estadounidenses terrestres y aéreas en violación de la soberanía pakistaní. El bombardeo con drones de decenas de “pueblos tribales” ha despertado la ira de millones de personas. La guerra librada por Estados Unidos contra bastiones islamistas, su intrusión armada para capturar a Bin Laden y las múltiples redadas del ejército pakistaní financiadas con fondos de miles de millones de dólares han causado miles de muertos y millones de refugiados. Pakistán es un país que hierve en ira con una profunda hostilidad a todo lo relacionado con Estados Unidos. La película únicamente ha venido a alimentar la caldera de un creciente descontento militante, religioso y nacionalista. El criminal convicto, el presidente pro-estadounidense Zarda, y sus gestos de protesta por la película no tienen credibilidad: está haciendo tiempo antes de que lo derroquen.

 

En Malasia, Indonesia, Nigeria y otros lugares donde Estados Unidos no ha sido tan ubicuo a la hora de intervenir en el orden militar y político han tenido lugar protestas menores por la “película”.

 

El tamaño, alcance y violencia de las protestas en contra de “la película” tienen una alta correlación con la intensidad de la destrucción y la miseria directamente ligada a la intervención militar y política estadounidense.

 

 

Conclusión

 

 

Haciendo frente a una fuerte reacción militante contra su actual ofensiva contrarrevolucionaria en el mundo musulmán, Washington exige a sus “nuevos” clientes musulmanes que aumenten la “seguridad” —que refuercen el estado policial y repriman los movimientos de protesta populares [10]. Washington está, una vez más, a la defensiva.

 

Las cambiantes relaciones de poder entre los movimientos populares y Estados Unidos y la UE han vuelto a agudizarse.

 

En la primera fase, Washington y sus aliados de la UE fueron tomados por sorpresa y seriamente desafiados por los movimientos populares pro democratización que derrocaron o amenazaron a sus gobernantes clientes en Túnez, Egipto, Somalia, Yemen, Bahréin y otros lugares; lo que se denominó como “Primavera Árabe”.

 

La segunda fase fue la reacción occidental para contraordenar, detener y revertir el movimiento popular pro-democratizador a través de alianzas con dirigentes islamistas maleables (Egipto, Túnez y Yemen) y el lanzamiento y la intensificación de la lucha armada con extremistas islamistas en Libia y Siria. También reforzó a los despóticos regímenes monárquicos del Golfo.

 

Apenas unos meses más tarde, los clientes neo-coloniales impuestos por estadounidenses y europeos, han dejado ver sus frágiles cimientos: las fraudulentas “transiciones” han producido gobernantes serviles, incapaces y sin voluntad para hacer frente a las reivindicaciones socio-económicas de los movimientos pro-democratizadores.

 

En la actualidad, la tercera fase de la lucha enfrenta un escenario más complejo que el anterior “conflicto binario” de dictadura versus democracia. Hoy en día somos testigos de conflictos entre islamistas neo-liberales en el poder contra sindicalistas laicos y musulmanes; musulmanes fundamentalistas empobrecidos combatiendo por Estados Unidos (en Siria) y en su contra (en Libia), mientras regímenes laicos (Siria) e islamistas (Irán) unen sus fuerzas para hacer frente a mercenarios islamistas respaldados por Occidente y a las amenazas israelíes con armas nucleares. Ya se trate de Pakistán, Somalia o Sudán, donde quiera que Estados Unidos haya conseguido Estados clientes ha impuesto políticas de guerra que empobrecen a las masas.

 

El terreno de la lucha islamista tanto para los poderes imperiales como para las masas populares refleja el descrédito y la destrucción de los gobernantes laicos y de las organizaciones populares de la sociedad civil. Las instituciones religiosas se han convertido en el refugio, el manto y el grito de guerra de las clases desposeídas y de las acaudaladas.

 

Un estudio minucioso de las dos [últimas] décadas de guerras de Estados Unidos y de la Unión Europea en el mundo musulmán revela escasas pruebas de la influencia “empresarial” del petróleo en el origen de las guerras imperiales. Al contrario, son esencialmente guerras militares imperiales. Lo que apreciamos en todas partes es la destrucción a gran escala de los medios de producción, la enorme des-acumulación de capital, el desplazamiento masivo de millones de trabajadores, científicos e ingenieros productivos que generan riqueza. ¿En qué van a invertir los inversores a gran escala y a largo plazo en Afganistán, Yemen, Somalia, Siria y Libia si sus propiedades y sus vidas corren peligro por las bandas de señores de las guerras etno-religiosos armadas y entrenadas por las Fuerzas Especiales de Estados Unidos?

 

Los grandes inversores no confían en la estabilidad de regímenes clientelistas corruptos, serviles e impopulares reforzados por Estados Unidos y la UE. Los inversionistas cuentan los diez años perdidos en Iraq a un costo de miles de millones de beneficios en petróleo. Estados Unidos no fue a la guerra por el petróleo como algunos ignorantes comentaristas de izquierda afirman.

 

El imperialismo militar ha llevado al arruina y gobierna seguido del arruina y corre. El único beneficiario evidente de las guerras de Occidente en los países musulmanes es el Estado judío de Israel, cuyas multimillonarias influencias políticas y sus acólitos políticos del Pentágono, del Tesoro, del Consejo de Seguridad Nacional, del Congreso y de los medios de comunicación estadounidenses diseñaron y promovieron esas desastrosas guerras contra el mundo musulmán. Más recientemente han promovido el contraataque estadounidense convirtiendo la “Primavera Árabe” en el “Verano del descontento musulmán”.

 

Las guerras no acaban ni acabarán mientras Israel reclame la supremacía en el mundo árabe. Estados Unidos está y estará en guerra permanente con el mundo musulmán mientras su política exterior y las estructuras políticas estén influenciadas por la configuración del poder sionista-israelí.

 

Ningún imperio anterior al de Estados Unidos ha sufrido tal enorme cantidad de pérdidas financieras y obtenido tan poco en recompensas económicas. Ningún imperio anterior ha destruido tantos países sin establecer un solo régimen productivo viable, colonial o neo-colonial. Sin embargo, leer y escuchar a nuestros periodistas más prominentes que las protestas musulmanas populares, generalizadas y violentas contra los símbolos y la esencia del poder imperial de Estados Unidos tienen que ver con una “película de aficionados que difama al profeta” nos deja atónitos. Los expertos ignoran el hecho de que los disturbios populares y los ataques anti-imperiales han precedido y se mantendrán después del incidente de la “película”. Una década devastando a una docena de países y desarraigando a decenas de millones de personas desde Libia a Pakistán pasando por Somalia, Siria, Iraq, Pakistán y Yemen ha dejado una huella indeleble en la conciencia de aquellos que lo sufrieron y de los que combaten y, especialmente, entre las nuevas generaciones de luchadores por la democracia que no aceptarán que su Primavera Árabe retroceda.

 

La protesta en todo el mundo no es simplemente en oposición a “la película” y a los mediocres reaccionarios anti musulmanes que la produjeron, sino contra la atmósfera de absoluta islamofobia política y cultural que impera en Estados Unidos y que nutre a este tipo de películas. Empezando por la redada masiva de miles de musulmanes inocentes llevada a cabo por el acérrimo sionista Michael Chertoff, jefe de la Seguridad Nacional, continuando por la vigilancia y la infiltración del FBI de cientos de mezquitas y siguiendo por la campaña de unos agitadores contrarios a un Centro cultural en Nueva York patrocinada por los sionistas; por la purga de un respetado educador árabe-estadounidense, por las semanales diatribas cristiano-sionistas cuajadas de virulencia anti musulmana a 40 millones de seguidores en Estados Unidos; por los nombramientos que promueve el AIPAC en el Tesoro de Estados Unidos y por las subsiguientes sanciones contra países musulmanes independientes, los musulmanes tienen argumentos sólidos para creer que la islamofobia está arraigada en la cultura estadounidense. Ningún musulmán reflexivo en todo el mundo considera que la película sea una aberración pues el cine pro-israelí de Hollywood y los magnates de la televisión siempre han demonizado y caricaturizado grotescamente a los musulmanes presentándolos como villanos sedientos de sangre, bárbaros ignorantes y jeques-playboy carentes de todo valor.

 

El envío de Obama de los marines y de buques de guerra para defender las misiones no hace sino reforzar la imagen y la realidad de que la presencia de Estados Unidos en el mundo musulmán se basa en la fuerza y en ​​ las armas. No existe la reflexión crítica en los círculos políticos de Estados Unidos sobre los grandes temas políticos y culturales que intervienen en el país y en el extranjero y que despiertan la pasión y la ira que se extiende en la actualidad en 20 naciones musulmanas y más allá.

 

La islamofobia no es simplemente la actitud de una minoría de extremistas marginales; es parte integrante de las políticas destinadas a las actuales guerras a gran escala contra una docena de naciones musulmanas, a la vigilancia de millones de musulmanes estadounidenses, y a armar a un Estado judío decidido a desarraigar a los palestinos y a amenazar con bombardear a 75 millones los musulmanes iraníes.

 

 

 

Notas:

 

1. - “Rage at Amateur Film Spreads”, Financial Times, 14 de septiembre de 2012, p. 2.- James Petras: The Arab Revolt and the Imperialist Counterattack, Clarity Press, Atlanta, 2012) segunda edición.

 

3. - Borgou Daragahi: “Investment Drive Aims to Boost US Influence in Morsi’s Egypt”, Financial Times, 10 de septiembre de 2012, p. 4.

 

4. - Ibid

 

5.- Financial Times 13 de septiembre de 2012, p. 10.

 

6.- Financial Times 10 de septiembre de 2012, p. 1

 

7.- Financial Times 13 de septiembre de 2012, p. 11

 

8.- Financial Times 13 de septiembre de 2012, p. 4

 

9. - Mel Frykberg: “Consulate Attack was just the Latest in Rising Violence in Libya” McClatchy Washington Bureau, 12 de septiembre de 2012

 

10.- FT 9/14/12, p. 2. Roula “Fool ya” Khalef a reliable mouthpiece of the US echoes Clinton’s commands in her diatribe “Islamist Leaders (sic) have power and Responsibility to Defuse Tensions”.