VIVA CRISTINA FERNANDEZ de KIRCHNER NOBEL de la PAZ 2013 ¡¡¡

En este sitio encontras noticias, opiniones y material de consulta sin censura.



Te permitirá estar bien informado y podras sacar tus propias conclusiones , sobre lo que pasa en Argentina y los paises de America.



Nuestra linea editorial es la defensa estratégica de los Derechos Humanos, la Democracia popular y la Justicia Social.



Buscamos que durante este siglo XXI, concretemos la Revolución Cultural que soñaron nuestros compañer@s y familiares desaparecidos y asesinados , por todas la dictaduras y tiranias a los largo de America.



Nos mueve, la Memoria, la Verdad, la Justicia y la Reparacion Integral para con las victimas de la Doctrina de la Seguridad Nacional y los pueblos de America.



Córdoba, Argentina



19 y 20 de diciembre de 2001.-



sábado, 11 de diciembre de 2010

Wikileaks: batallas en el ciberespacio

Fascinada. Esa es la palabra que quiero usar. Me seducen las prácticas de Anonymus, esta comunidad de hackers que conocen a fondo cómo funcionan las redes informáticas y por lo tanto pueden sabotear, boicotear, hacer la vida imposible a gobiernos y/o empresas privadas.

2010-12-09 ::


Por Graciela Pedraza*

El poder de los hackers -que lo es- tiene un costado voluble, inasible, y otro fresco y salvaje, como todo lo joven. En estos días, la tarjeta Mastercard, el banco suizo Post Finance y Pay Pal (envíos de dinero por correo electrónico), experimentan en carne propia lo que pueden los piratas del ciberespacio cuando hacen suya una causa. Y la causa se llama el sitio web Wikileaks y su fundador, Julian Assange, a estas horas preso en Londres aunque decenas de personalidades como Ken Loach y el periodista John Pilger hayan ofrecido jugosa fianza. El caso, como dice Pilger, tiene que ver con “libertades básicas: la libertad de información, la libertad de expresión, y la justicia”.

Acordes con ese pensamiento, los hackers se lanzaron contra posiciones enemigas porque antes hubo una provocación: las firmas mencionadas al comienzo imposibilitan que Wikileaks reciba fondos de sus seguidores o bien (caso del banco) han cerrado esas cuentas. El ahogo financiero –se supone- dificultará la difusión de cientos de miles de documentos que el sitio atesora desde 2007, cuando comenzó su actividad; información que las castas dominantes procuran mantener bajo tierra.

Quién está detrás de las presiones, es harto evidente. El gobierno de Estados Unidos ha demostrado una incapacidad absoluta para proteger comunicaciones que, si bien no aportan sustanciales datos sobre hechos por todos conocidos (o intuidos), sí hablan del nivel paupérrimo de su servicio exterior y del mismísimo Pentágono. ¿O acaso ignoramos el desprecio que EEUU manifiesta hacia su patio trasero o el jardincito del otro lado del mar? Lo que llama la atención, en todo caso, es que Hillary Clinton se preocupe por la salud mental ajena y no por la suya propia, co - mandante de tropas en remotos lugares donde vuelan por los aires niños, viejos, cualquiera…

Pero vayamos a los hechos. La acusación que dos mujeres levantaron contra Assange, en Suecia, huele a podrido por donde se la mire. La señorita “A” dice, por ejemplo, que el 14 de agosto pasado (ya se habían difundido los documentos sobre Afganistán), sufrió un apremio ilegal por parte del susodicho, coerción consistente en apretarla contra su cuerpo para tener sexo. Si la señorita “A” viviera en Córdoba y viajara en nuestros buses en horario pico, seguramente elevaría decenas de demandas por mes.

A los pocos días la señorita “A” tiene otro encuentro sexual con Assange, pero esta vez no siente el peso de su cuerpo, aunque se queja de que el fundador de Wikileaks no haya usado condón. Lo mismo reclama la señorita “W”, que ¡oh, sorpresa!, dormía junto a Julian cuando éste la tomó por “asalto” y sin preservativo.

Los gobiernos, las corporaciones, creen que el mundo es un hato de estúpidos. Muchos, demasiados, hay, por cierto. También deambula un alto porcentaje de corruptos e inescrupulosos asesinos, ya sea que porten carnet para matar o vayan por la libre. Pero también existen los que tienen vida y mente propia y piensan por su cuenta y rumian a veces en silencio porque no saben cómo alzar su voz o ventilar sus broncas.

Anonymous ha encontrado un modo, no demasiado orgánico, pero eficaz al fin: sus francotiradores, apostados en recónditos lugares del planeta, apuntan a la zona donde más duele: el dinero y las comunicaciones. Por lo pronto, los guerreros del ciberespacio ya anunciaron que irán por Twitter, puesto que la red social ha encriptado el sitio Wikileaks, impidiendo el acceso de los usuarios.

Sin embargo, tapado por la información que cunde por estos días, nadie se pregunta por Bradley Manning, el soldado que filtró la información y un día confesó al hacker estadounidense Adrian Lamo, que a la postre lo delataría: “Hillary Clinton y varios miles de diplomáticos de todo el mundo van a tener un ataque al corazón cuando se despierten un día y encuentren un catálogo de documentos clasificados, disponibles al público en formato de búsqueda online”.
¡Pobre Bradley!... para colmo, Guantánamo sigue abierta.

www.prensared.com.ar




Imprimir
Cerrar
(C) 2002 PrensaRed Todos los deechos reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario

GRACIA POR SU COMENTARIO...
Atentamente:
El coordinador.
Cordoba
Argentina