VIVA CRISTINA FERNANDEZ de KIRCHNER NOBEL de la PAZ 2013 ¡¡¡

En este sitio encontras noticias, opiniones y material de consulta sin censura.



Te permitirá estar bien informado y podras sacar tus propias conclusiones , sobre lo que pasa en Argentina y los paises de America.



Nuestra linea editorial es la defensa estratégica de los Derechos Humanos, la Democracia popular y la Justicia Social.



Buscamos que durante este siglo XXI, concretemos la Revolución Cultural que soñaron nuestros compañer@s y familiares desaparecidos y asesinados , por todas la dictaduras y tiranias a los largo de America.



Nos mueve, la Memoria, la Verdad, la Justicia y la Reparacion Integral para con las victimas de la Doctrina de la Seguridad Nacional y los pueblos de America.



Córdoba, Argentina



19 y 20 de diciembre de 2001.-



domingo, 21 de noviembre de 2010

GENOCIDIO ARMENIO

"Soy objeto de continuos ataques por parte del gobierno de Turquía"
Taner Akçam, el intelectual que se atrevió a reconocer el genocidio armenio piensa que Europa presionará a Ankara para que encare de forma abierta su propia historia.



Con el reconocimiento de un premio Nobel.
La comunicación es entrecortada. Desde Massachusetts, la voz de Taner Akçam llega como un eco. Pero en su inglés pausado y simple logra transmitir la emoción de visitar Córdoba para presentar la edición en español de su último libro. El historiador turco, que debe vivir en el exilio por haber reconocido el genocidio armenio, pisará por primera vez Latinoamérica.

“Soy objeto de continuos ataques del gobierno turco”, explica Akçam en comunicación telefónica con La Voz del Interior , unos días antes de iniciar su viaje hacia este rincón del mundo para exponer Un acto vergonzoso. El genocidio armenio y la cuestión de la responsabilidad turca . La organización está a cargo de la Fundación Luisa Hairabedian, de Buenos Aires, y el Instituto Zoryan, de Canadá.

Desde que fue obligado al exilio, Akçam vivió en Alemania, donde trabajó en el Instituto de Investigación Social de Hamburgo y recibió su doctorado en la Universidad de Hannover, y en Estados Unidos, donde hoy es profesor de Historia de la Universidad de Clark Worcester, Massachusetts. Escribió más de 11 libros, fue traducido a ocho idiomas y da conferencias en distintas partes del mundo sobre derechos humanos, verdad histórica y libertad de expresión.

–¿Cómo cambió su vida a partir del reconocimiento del genocidio armenio?

–Al principio de los ‘90, cuando publicaron por primera vez en turco mi libro Identidad Nacional Turca y la cuestión armenia , en realidad no pasó mucho, porque el país estaba ocupado en otros problemas durante esa época. No despertó mucho interés. Entonces yo estaba en Alemania. Cuando volví a vivir a Turquía en 1993, me convertí en un objetivo del nacionalismo extremo turco. Tenía un trabajo en la universidad, pero por mi posición y por mi libro, tuvieron que cancelarme el contrato. La presión de los servicios secretos era mucha. Después, en 1996, mi doctorado fue publicado como un libro en Alemania y entonces me convertí en objetivo de las fuerzas de seguridad turcas. No recibí ataques directos, pero me hicieron imposible seguir viviendo en mi país, por lo que me mudé otra vez a Alemania, en 1997. Desde entonces, he sido objeto de continuos ataques del gobierno turco.

Polémico, siempre

Taner Akçam es, desde joven, un estigma para el gobierno de Ankara. Muchos años antes de meterse con la cuestión armenia, en 1976, fue condenado a 10 años de prisión por un artículo que escribió en el diario político estudiantil del que era editor en jefe. Sin embargo, al año siguiente, Amnistía Internacional logró sacarlo del país y llevarlo hasta Alemania, donde recibió asilo político. Así comenzó su larga historia de exilios y regresos.

–¿Qué lo llevó a reconocer el genocidio armenio?

–Es una cuestión complicada. Personalmente, empecé a trabajar sobre este tema con un punto de vista académico, por un interés académico. Comencé a trabajar con la historia de la tortura y la violencia en el siglo XIX en el Imperio Otomano. Ése fue mi primer libro. Durante mi investigación tropecé con las masacres contra los armenios. Estaba en Alemania durante ese tiempo. Era un tabú en Turquía cualquier cosa que tuviera que ver con el genocidio armenio. Así que el tema atrajo mi interés y empecé a trabajar en él. Hoy, en Turquía, después de tantos años, hay distintas posiciones. El gobierno aún niega el genocidio, pero en la sociedad hay distintas opiniones que han ido cambiando a lo largo de los años. Cada vez más intelectuales y asociaciones de derechos humanos hablan y discuten de forma abierta sobre el genocidio y su reconocimiento. Esto es un proceso.

–¿Cómo es la relación actual entre los gobiernos de Turquía y Armenia?

–El último año fue muy positivo. Ambas partes firmaron un protocolo y fue un buen avance. Pero la parte turca no cumplió las condiciones del acuerdo, por lo que el protocolo está congelado. No hay movimientos en este momento entre ambos gobiernos.

–¿Cree que en el futuro el gobierno lo reconocerá?

–Creo que deberán reconocer algo si quieren convertirse en miembro de la Unión Europea. Presionarán a Turquía para que encare de forma abierta su historia, para que haya un debate honesto y reconozcan sus errores históricos. Hoy, en Turquía, es aún un problema discutir de forma abierta sobre historia. Las cortes turcas todavía mantienen artículos que penalizan hablar sobre el genocidio armenio.
. Comentarios
Para realizar esta acción debes estar registrado o iniciar tu sesión.
E-mail: *
Contraseña: *

Recuperar mi contraseña
...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

GRACIA POR SU COMENTARIO...
Atentamente:
El coordinador.
Cordoba
Argentina