VIVA CRISTINA FERNANDEZ de KIRCHNER NOBEL de la PAZ 2013 ¡¡¡

En este sitio encontras noticias, opiniones y material de consulta sin censura.



Te permitirá estar bien informado y podras sacar tus propias conclusiones , sobre lo que pasa en Argentina y los paises de America.



Nuestra linea editorial es la defensa estratégica de los Derechos Humanos, la Democracia popular y la Justicia Social.



Buscamos que durante este siglo XXI, concretemos la Revolución Cultural que soñaron nuestros compañer@s y familiares desaparecidos y asesinados , por todas la dictaduras y tiranias a los largo de America.



Nos mueve, la Memoria, la Verdad, la Justicia y la Reparacion Integral para con las victimas de la Doctrina de la Seguridad Nacional y los pueblos de America.



Córdoba, Argentina



19 y 20 de diciembre de 2001.-



sábado, 15 de enero de 2011

DDHH y la ESMA ...

Imprimir|Regresar a la nota
El país|Sábado, 15 de enero de 2011
Declaración en la causa por los crímenes de la ESMA
Sobre la infiltración
“Durante mucho tiempo creí que estaban vivos”, relató la hija de una pareja secuestrada en la Iglesia de la Santa Cruz luego de que Alfredo Astiz se hiciera pasar por familiar de un desaparecido.

Las personas secuestradas en la Santa Cruz fueron llevadas a la ESMA.“Mi mamá ya me había advertido que a ellos también se los podían llevar”, contó Yamila Horane Bulit al reanudarse el juicio por los crímenes cometidos en la ESMA. La testigo es hija de una pareja secuestrada el 8 de diciembre de 1977 en la Iglesia de la Santa Cruz, donde participaban del grupo de familiares de desaparecidos y militantes de derechos humanos que fue marcado por Alfredo Astiz.

La pareja participaba de las reuniones que las primeras Madres, junto con las monjas francesas Alice Domon y Léonie Duquet estaban haciendo en esa iglesia para publicar una solicitada en el diario La Nación. Habían reunido el dinero necesario y unas 800 firmas. Astiz se infiltró en el grupo presentándose como Gustavo Niño y asegurando que tenía un hermano desaparecido. Dos días antes de la publicación, Astiz concurrió a una reunión del incipiente movimiento de derechos humanos y marcó con un beso a los que debían ser secuestrados; detrás de él llegó el grupo de tareas de la ESMA.

“Mi papá y mi mamá tenían fuertes convicciones; durante mucho tiempo pensé que estaban vivos y por eso les escribí decenas de cartas que nunca llegaron a destino”, recordó Yamila el jueves ante el tribunal. En el momento del secuestro ella tenía 8 años.

También habló sobre la intensa búsqueda de su abuela, que integró hasta su muerte el grupo de Madres de Plaza de Mayo, y ratificó que en esa búsqueda pudieron confirmar que tanto su padre como su madre fueron vistos en la Escuela de Mecánica de la Armada “y formaron parte de uno de los grupos que murieron en los vuelos de la muerte”.

En el operativo del 8 de diciembre del ’77, el grupo de tareas se llevó también de la Iglesia de la Santa Cruz a otras siete personas: Domon, Angela Auad, María Eugenia Ponce de Bianco, Julio Fondevilla, María Esther Ballestrino de Careaga, Patricia Cristina Oviedo y Horacio Aníbal Elbert. Horas más tarde secuestraron en su atelier a Remo Berardo, y entre el 9 y 10 de diciembre a Azucena Villaflor y a Duquet. Todos ellos estuvieron detenidos en la ESMA, alojados en los sectores conocidos como “capucha” y “capuchita”.

Ante los jueces del Tribunal Oral Nº 5 declararon además, convocados por la defensa de los represores, dos retirados del Servicio de Inteligencia Naval, Sergio Aráoz De Lamadrid y Roberto José Rosales. Los testigos dieron la versión de que se está juzgando erróneamente al ex capitán Pablo García Velazco, ya que el imputado tiene un hermano mellizo, convenientemente fallecido, que también perteneció a la Marina.

Aráoz de Lamadrid dijo durante el extenso interrogatorio al que lo sometió el fiscal Pablo Ouviña que podía reconocer claramente al acusado, al que en la fuerza apodaban Cara de Galleta, pero cuando se le exhibieron las fotografías de los mellizos con uniforme naval reconoció que ambos eran muy parecidos.

Al terminar su declaración, el ex jefe de inteligencia protagonizó un episodio que no pasó inadvertido en la sala, cuando al intentar darle la mano al abogado querellante Luis Zamora, éste le negó el saludo y lo acusó de haber mentido en su declaración.

En la audiencia no estuvieron ni el ex jefe del grupo de tareas G 3.3.2, el represor Jorge “Tigre” Acosta, ni el ex capitán Alfredo Astiz. Los otros imputados en este tramo de la megacausa ESMA son Juan Antonio Azic, Carlos Capdevilla, Ricardo Miguel Cavallo, Julio César Coronel, Adolfo Donda, Juan Carlos Fotea, Manuel García Tallada, Pablo García Velazco, Alberto González, Oscar Montes, Antonio Pernías, Jorge Rádice, Juan Carlos Rolón, Raúl Scheller, Néstor Omar Savio y Ernesto Weber.

La jornada de trabajo fue una de las dos previstas durante la feria judicial de enero. La próxima se realizará el 27. El caso comenzó a finales del 2009 pero todavía resta que declaren cerca de ochenta testigos.


© 2000-2011 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

GRACIA POR SU COMENTARIO...
Atentamente:
El coordinador.
Cordoba
Argentina