VIVA CRISTINA FERNANDEZ de KIRCHNER NOBEL de la PAZ 2013 ¡¡¡

En este sitio encontras noticias, opiniones y material de consulta sin censura.



Te permitirá estar bien informado y podras sacar tus propias conclusiones , sobre lo que pasa en Argentina y los paises de America.



Nuestra linea editorial es la defensa estratégica de los Derechos Humanos, la Democracia popular y la Justicia Social.



Buscamos que durante este siglo XXI, concretemos la Revolución Cultural que soñaron nuestros compañer@s y familiares desaparecidos y asesinados , por todas la dictaduras y tiranias a los largo de America.



Nos mueve, la Memoria, la Verdad, la Justicia y la Reparacion Integral para con las victimas de la Doctrina de la Seguridad Nacional y los pueblos de America.



Córdoba, Argentina



19 y 20 de diciembre de 2001.-



miércoles, 9 de febrero de 2011

PROCESAN A UN EX JUEZ EN SANTA FE.

¡¡¡ POR la REELECCION de CRISTINA FERNANDEZ KIRCHNER 2011 ¡¡

Es la primera vez que un magistrado queda en esa situación por un caso de robo de bebes
Procesan a ex juez por una apropiación
Publicado el 9 de Febrero de 2011
Por Gerardo Aranguren
Se trata del santafesino Luis Vera Candioti, quien durante la dictadura le dio marco legal a la adopción ilegal de una hija de desaparecidos que tenía 18 meses, suprimiendo así la identidad de la nieta recuperada Paula Cortassa.
El ex juez de menores de Santa Fe durante la dictadura, Luis María Vera Candioti, fue procesado por la justicia de esa provincia acusado de haber suprimido la identidad de la nieta recuperada Paula Cortassa. Se trata del primer juez procesado por un caso de apropiación.

Junto a Vera Candioti, el juez federal de Santa Fe, Reynaldo Rodríguez, procesó en la misma causa el 2 de febrero al ex coronel Carlos Enrique Pavón, quien fraguó los documentos al entregar a la niña a la justicia cuando se desempeñaba como teniente primero en el Centro de Operaciones Tácticas del Área de Defensa 212, bajo las órdenes del Coronel Juan Orlando Rolón.

Paula Cortassa, con 18 meses de edad, fue una de las sobrevivientes de un sangriento operativo de un grupo de tareas que el 11 de febrero de 1977 secuestró a su padre, Enrique Cortassa, militante de Montoneros quien permanece desaparecido, e hirió de gravedad a su madre, Blanca Zapata, quien se encontraba embarazada de siete meses y murió dos semanas después. En el mismo “operativo antisubversivo” resultó asesinada Cristina Ruiz de Ziccardi, otra militante que vivía en la casa de Castelli 4531 de la capital provincial con sus hijos de 5 y 2 años.

Uno de los vecinos de la familia Cortassa relató durante la instrucción de la causa que la beba de 18 meses fue sacada por un policía envuelta en una sábana ensangrentada. “Inmediatamente se la pedí que me la diera para limpiarla y ver si no estaba lastimada, al menos hasta que terminasen sus cosas, los papeles y eso. Entonces fue un soldadito que la traía colgando dentro de la sábana como una bolsa y me la alcanzó por sobre el tapial del fondo”, relató el testigo, quien aseguró que Paula se encontraba sin lesiones y fue retirada por los militares por la noche.

Los tres niños sobrevivientes de la masacre fueron entregados al juzgado de menores de la ciudad de Santa Fe que tenía a cargo Vera Candioti. Los hermanitos Ziccardi fueron puestos en custodia de sus abuelos 15 días después, pero Paula no corrió la misma suerte y, al poco tiempo, fue dada en adopción a una familia de Venado Tuerto que no conocía el origen dramático de su orfandad.

En la causa se pudo probar que el ex coronel Pavón se encargó de llevar a Paula Cortassa al juzgado de Vera Candioti “suscribiendo una nota con fecha falsa, sin mencionar su filiación, asegurando que se trataba de una ‘menor no identificada’ a pesar de que se conocía la identidad de quienes fueron abatidos en dicha ocasión”, aseguró el juez Rodríguez en su fallo del pasado 2 de febrero.

En el expediente también se probó que “la fecha de la nota por la cual fue remitida la niña por parte del Ejército Argentino se encuentra antedatada y fraguada, y que la menor fue mantenida durante un lapso prolongado fuera de las instituciones encargadas de su custodia, con destino informal e incierto, todo lo cual tuvo por objeto ocultar la verdadera identidad de Paula Cortassa (María Carolina Guallane)”.

Vera Candioti, en su carácter de juez de menores, tenía la obligación de establecer el origen biológico de la niña, algo que no cumplió ya que “deliberadamente mediante su accionar evitó vincular la existencia de María Carolina Guallane (Paula Cortassa) con el procedimiento sucedido en calle Castelli”, aseguró el juez federal Rodríguez al ordenar su procesamiento. También consideró que “su accionar impidió a Paula Cortassa conocer su verdadera identidad y a sus familiares el destino de esta, durante casi veinte años, imposibilitándolos de velar por su persona, mantener y forjar los vínculos afectivos que los unía”.

Por el hecho, la justicia también procesó a Juan Calixto Perizzotti, entonces jefe del Comando Radioeléctrico de la policía de la provincia de Santa Fe, acusado de los delitos de supresión de identidad, sustracción y ocultación de Paula Cortassa. <


No hay comentarios:

Publicar un comentario

GRACIA POR SU COMENTARIO...
Atentamente:
El coordinador.
Cordoba
Argentina