VIVA CRISTINA FERNANDEZ de KIRCHNER NOBEL de la PAZ 2013 ¡¡¡

En este sitio encontras noticias, opiniones y material de consulta sin censura.



Te permitirá estar bien informado y podras sacar tus propias conclusiones , sobre lo que pasa en Argentina y los paises de America.



Nuestra linea editorial es la defensa estratégica de los Derechos Humanos, la Democracia popular y la Justicia Social.



Buscamos que durante este siglo XXI, concretemos la Revolución Cultural que soñaron nuestros compañer@s y familiares desaparecidos y asesinados , por todas la dictaduras y tiranias a los largo de America.



Nos mueve, la Memoria, la Verdad, la Justicia y la Reparacion Integral para con las victimas de la Doctrina de la Seguridad Nacional y los pueblos de America.



Córdoba, Argentina



19 y 20 de diciembre de 2001.-



viernes, 20 de mayo de 2011

GRUPOS ECONOMICOS de CORDOBA

¡¡¡ POR la REELECCION de CRISTINA FERNANDEZ KIRCHNER 2011 ¡¡



(C) 2002 PrensaRed Todos los deechos reservados

Los Siderar cordobeses
Los Grupos económicos locales Euromayor, Minetti, Metrovías (Grupo Roggio), Grupo Financiero Galicia (Tarjeta Naranja, Aguas Cordobesas), e IRSA (Córdoba Shopping, Patio Olmos, Country Laguna Azul) no distribuyen utilidades que pertenecen a la Ansses como muestran los balances presentados ante la Comisión Nacional de Valores. Y los registran como "Resultados No Asignados”.
2011-05-19 ::

Por Lázaro Llorens *
El caso Siderar-Techint, suscitado luego de que el gobierno nacional pretendiera ubicar en el directorio de la compañía al economista Axel Kicillof, ha puesto luz a otro de los perversos negocios que supieron hacer en nuestro país las desaparecidas AFJP. Luego de cobrarle al trabajador un 33% en concepto de “comisión”, el negocio consistía en invertir el resto de sus aportes en acciones bursátiles de distintas compañías. Acciones que, además de no poder cobrar nunca los jubilados las utilidades correspondientes, en algunos casos, fueron compradas a precios “sobrevaluados” que luego cayeron estrepitosamente.

Importantes y conocidas empresas cordobesas, y otras con fuertes intereses en la provincia, fueron parte de este ignominioso negocio, que hubiese dejado perplejo al mismísimo Karl Marx. Estas son: Euromayor, Minetti, Metrovías (Grupo Roggio), Grupo Financiero Galicia (Tarjeta Naranja, Aguas Cordobesas), e IRSA (Córdoba Shopping, Patio Olmos, Country Laguna Azul). Como lo muestran los balances presentados ante la Comisión Nacional de Valores, hasta el 2010 estas compañías tenían 110 millones de pesos de utilidades no distribuidas que son patrimonio de la ANSeS, y que quedaron en sus cuentas como “Resultados No Asignados”.

En detalles, esta es la situación de cada una:

Euromayor. La desarrollista Euromayor S.A. es una de las principales corporaciones inmobiliarias de Córdoba. En nuestra ciudad y alrededores tiene una de decena de ostentosos emprendimientos relacionados con los ladrillos. Principalmente countries, barrios cerrados y edificios de alta gama. “Polo Ascochinga”, “Valle Escondido”, “Edificio Center”, “Antigua Cervecería” son algunos de ellos. Su presidente es Laerte Muzi. Un ejecutivo de alta exposición mediática que integra el “Círculo de Auspiciantes de La Voz del Interior”.

Durante el 2010, en sus balances, esta desarrollista declaró haber facturado unos 38 millones de pesos. A pesar de estos resultados, desde el 2001 a la fecha, no repartió un centavo en concepto de utilidades. Ni a la ANSeS, que es dueña del 6,6% de las acciones, ni a ningún otro accionista. Por esta razón, Euromayor, que el año pasado saltó a la fama cuando derribó la mítica chimenea de la ex Cervecería Córdoba, adeuda 35 millones de pesos por utilidades no asignadas. De los cuales 20,2 millones son de la ANSeS.

Entrando en más detalles, en diciembre del 2010, el patrimonio neto de esta compañía era de 60 millones de pesos, que están invertidos básicamente en bienes raíces. De ellos, 3,7 millones son propiedad de la ANSeS. Organismo que tiene además unas 32.800 acciones, que en los hechos sólo son papel pintado, dado que ningún tipo de retorno les generan.

Casi como una ironía, en su página web, Euromayor, que informó que la ANSeS no tiene ningún director dentro de la empresa y que todo “se informa como lo marca la ley”, se promociona como una empresa “abocada al análisis permanente del mercado para direccionar los proyectos en búsqueda de innovación y rentabilidad”. Análisis que en lo que respecta a los fondos de los jubilados ha sido, evidentemente, un fracaso.

Metrovías. Roggio es uno de los grupos económicos más influyentes de la provincia y de la Argentina. En la actualidad, en Córdoba, este holding que se expandió bajo las botas de Luciano Benjamín Menéndez y cuyo presidente es Aldo Roggio, tiene en sus manos el negocio del agua (Aguas Cordobesas), el juego (CET) y buena parte de la obra pública.

En la ciudad de Buenos Aires, uno de los históricos negocios de Roggio es Metrovías. Empresa con la que opera la red de subtes de Buenos Aires y el ferrocarril Urquiza, y cuyo 8,5% de la acciones son de la ANSeS. Metrovías, que mantiene sus costos operativos gracias a los frondosos subsidios que recibe del gobierno nacional, es otra de las empresas que ha hecho pingües negocios con los aportes previsionales de los trabajadores. Según sus últimos balances tiene ganancias no distribuidas por 35,8 millones de pesos. De ellas, 3 millones son de la ANSeS.

La mezquindad de esta empresa es notable. Desde el 2005 a la fecha, la operadora de subtes, cuestionada por la Auditoría General de la Nación por el deplorable servicio que presta a los usuarios, obtuvo ganancias por 170 millones de pesos. Sin embargo, al igual que Euromayor, no les pagó a sus accionistas ni un centavo en concepto de dividendos. Todas las ganancias quedaron en las arcas de la empresa como “Resultados No Asignados”.

Pero a esta retención de ganancias se le añade una notable pérdida del valor accionario de la empresa, que por su bajo precio Aldo Roggio decidió retirarla de la Bolsa. Concretamente, los papeles de Metrovías que en el 2002 –año en el que las AFJP ingresaron a la compañía– cotizaban a 4 pesos, hoy cotizan a 50 centavos. Es decir, en pesos, a pesar de la inflación reinante, padeció una merma del 300%. Por esta razón, aquel trabajador que en el 2002 tenía un capital de 400 pesos dentro de la empresa de Roggio, hoy sólo tiene 50 pesos. ¡Qué negocio!

Lo curioso es que a pesar de no pagarle los dividendos correspondientes a la ANSeS, y dejarla con acciones depreciadas, hoy Metrovías se jacta de llevar adelante un programa de “Responsabilidad Social Empresaria”. El mismo está orientado a “involucrar al público a través de distintas acciones solidarias”. Soslayando que uno de los máximos emblemas de la solidaridad en el mundo es justamente el sistema previsional.

Minetti. La cementera Juan Minetti S.A. es una de las más poderosas de Latinoamérica. Originaria de la localidad de Dumesnil, Córdoba, hoy es propiedad de la multinacional sueca Holco. Una de las empresas líderes en el mundo en el suministro de cementos, áridos y otros materiales. En la Argentina, Minetti-Holco tiene plantas en Córdoba, Mendoza, Jujuy, Santa Fe, Chaco, Salta y Buenos Aires. En ellas trabajan 1.200 empleados.

En esta empresa, de pesados pergaminos, cuyo patrimonio neto a diciembre del 2010 fue de 922 millones de pesos, la ANSeS tiene el 11,3% de las acciones. O sea, un capital de 108 millones de pesos. Aun así, hasta el día de la fecha, esta compañía nacida en las sierras chicas de Córdoba tiene retenidos 53 millones de pesos de utilidades no distribuidas. De las cuales 6 millones son patrimonio de los jubilados.

Se destaca que bajo ningún concepto la falta de fondos fue lo que motivó a la multinacional sueca a retener estas millonarias ganancias de los trabajadores. Recordemos que en el 2008, Minetti, cuyas ventas netas el año pasado orillaron los 1.500 millones de pesos, se dio el lujo de inaugurar dos plantas en la Argentina. Una en la provincia de Buenos Aires, para procesar hormigón, y otra en Córdoba, para triturar pétreos (piedras naturales).

Cabe recalcar también que, a lo largo de estos diez años, Minetti, empresa en la cual el Estado pudo ubicar temporalmente un director, no tuvo la misma política que Euromayor y Metrovías. Aunque no todo lo que acumuló, la cementera sí distribuyó entre sus accionistas una parte de las utilidades obtenidas fruto de su actividad económica. En total fueron unos 187 millones de pesos (el 7% del total de sus ventas), de los cuales 21 millones ingresaron al sistema previsional.

Aun así, Minetti, que a través de su “Fundación Minetti” también practica la “Responsabilidad Social Empresaria”, aún tiene resultados no asignados por 53 millones de pesos. Hecho que contradice la misión principal de la fundación. Esta es: “Apoyar proyectos e iniciativas que desarrollen las potencialidades de las personas y de las organizaciones de la sociedad, promoviendo la incorporación de capacidades para acceder a mejores condiciones de vida”.

Más deudos. Además de estas firmas cordobesas, hay otras empresas con fuerte inserción en la provincia que también tienen en sus cuentas millonarias utilidades no distribuidas que son patrimonio de los futuros y actuales jubilados. Las principales son:

Grupo Financiero Galicia. Este holding financiero es propiedad del banquero Eduardo Escasany. El mismo que a fines del 2001, cuando la Argentina era un polvorín, salió muy suelto de boca a pedir por los medios “mano dura” contra los piqueteros y los activistas sociales. En Córdoba, este grupo, controlante del Banco Galicia, es dueño Tarjeta Naranja y accionista en Aguas Cordobesas. Dos empresas que tienen una durísima política hacia su clientes morosos, a quienes les llega a cobrar, en el caso de Tarjeta Naranja, intereses del 70% anual.

Lo paradójico es que el Grupo Financiero Galicia tiene acumulados 408 millones de pesos de utilidades no distribuidas. De los cuales 83 millones son de la ANSeS, que detenta el 20,4% de las acciones de esta compañía. Estas impresionantes cifras surgen de los propios balances de la empresa del 2010 en el rubro “Resultados No Asignados”.

Pero eso no es todo. A pesar de contar con un patrimonio de 2.469 millones de pesos, donde 503 millones son de la ANSeS, desde el 2001 a la fecha el Grupo Galicia, al igual que Euromayor y Metrovías, no pagó ni un centavo de dividendos a sus accionistas. Con lo cual, para la ANSeS tener este millonario patrimonio y no tenerlo es prácticamente los mismo, porque no obtiene ningún usufructo de él. Ni siquiera un cospel.

A lo anterior se le añade que el valor de capital accionario de la empresa también se deterioró sustancialmente en estos últimos años, afectando aún más el patrimonio de los jubilados. A fines del 2001, cuando ingresaron las AFJP a la compañía, las acciones del grupo superaban los 20 pesos. Actualmente, a pesar de la devaluación, cada acción cotiza a 12,4 pesos. Es decir, sufrió una merma del 40%. Con lo cual, los aportantes al sistema provisional que hace diez años tenían un capital de 100 pesos dentro del Grupo Galicia, hoy sólo tienen 60.

IRSA. Inversiones y Representaciones Sociedad Anónima (IRSA) es el grupo inmobiliario más grande de la Argentina. En su cartera tiene los principales centros comerciales del país, los mayores proyectos inmobiliarios, y grandes extensiones de tierra. En Córdoba posee los centros comerciales Patio Olmos y Córdoba Shopping, y es accionista del proyecto inmobiliario “Country Laguna Azul” junto a Euromayor.

Esta empresa porteña es otra las grandes compañías que está en deuda con la ANSeS, dueña del 4,5% de las acciones de IRSA. Hasta la fecha esta empresa, según sus estados contables, tiene 341 millones de pesos de utilidades no distribuidas. De ellos, unos 15 millones son de la ANSeS.

A pesar de estas millonarias retenciones, IRSA, cuyo patrimonio en el 2010 trepó a 2.458 millones de pesos, fue otra de las empresas que distribuyó entre sus accionistas una parte de las ganancias obtenidas. Fueron en total unos 151 millones de pesos que se repartieron entre el 2001 y 2010, donde el sistema previsional recibió 6,7 millones.

Asimismo, esta compañía que aún tiene 15 millones de pesos de la ANSeS también tiene una fundación por la cual promueve la Responsabilidad Social Empresaria. Se llama Fundación IRSA y su primero y gran objetivo es “la solidaridad como obligación moral”.

En definitiva, lo anterior muestra la gran pérdida del patrimonio que durante todos estos años vienen padeciendo la actual y futura clase pasiva argentina. Quienes además de soportar jubilaciones paupérrimas son dueños de un millonario capital que no les deja ningún beneficio y se desvaloriza día a día. Pero sobre todo da cuenta además de un hecho surrealista de este capitalismo contemporáneo: es el trabajador quien financia, a pérdidas, las corporaciones.

* 23
 
(C) 2002 PrensaRed Todos los deechos reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario

GRACIA POR SU COMENTARIO...
Atentamente:
El coordinador.
Cordoba
Argentina