VIVA CRISTINA FERNANDEZ de KIRCHNER NOBEL de la PAZ 2013 ¡¡¡

En este sitio encontras noticias, opiniones y material de consulta sin censura.



Te permitirá estar bien informado y podras sacar tus propias conclusiones , sobre lo que pasa en Argentina y los paises de America.



Nuestra linea editorial es la defensa estratégica de los Derechos Humanos, la Democracia popular y la Justicia Social.



Buscamos que durante este siglo XXI, concretemos la Revolución Cultural que soñaron nuestros compañer@s y familiares desaparecidos y asesinados , por todas la dictaduras y tiranias a los largo de America.



Nos mueve, la Memoria, la Verdad, la Justicia y la Reparacion Integral para con las victimas de la Doctrina de la Seguridad Nacional y los pueblos de America.



Córdoba, Argentina



19 y 20 de diciembre de 2001.-



martes, 27 de enero de 2009

FSM en BRASIL

IX Foro Social Mundial (Belém do Pará, enero 2009)
27-01-2009



A pocas horas del inicio del Foro Social de Belém. Entrevista con Carmen Helena Ferreira Foro, dirigente de la CUT
“Un momento histórico para el movimiento social brasilero”


Sergio Ferrari
Rebelión


“Avanzar en la resistencia de los movimientos sociales”




A pocas horas del inicio este martes de la edición amazónica del Foro Social Mundial, Belém parece comenzar realmente ahora a tomar conciencia de la dimensión de esta convocatoria internacional. Y los movimientos sociales brasileros no esconden sus expectativas sobre lo que debería aportar la cita altermundialista. “Es un momento histórico irrepetible para nosotros” enfatiza en esta entrevista exclusiva Carmen Helena Ferreira Foro, 42 años, dirigente nacional del Sindicato de los Trabajadores Rurales de Brasil y vicepresidenta de la Central Unica de Trabajadores (CUT. La CUT es la principal confederación del país con más de 2.500 sindicatos adheridos y varios millones de miembros.

P: Desde años se viene hablando de la crisis de los sindicatos brasileros. ¿Es real este análisis?

R: En las últimas décadas ha cambiado mucho la propia estructura productiva del país. Eso implica también, como en gran parte del mundo y de la propia América Latina, la necesidad de una recomposición del movimiento sindical. En nuestro caso, hace algunos meses, una corriente interna de nuestra organización se fue de la CUT por diferencias organizacionales y políticas. Sin embargo, sería injusto hablar de crisis. Especialmente en cuanto al objetivo esencial programático de nuestro compromiso: la defensa de la dignidad y de las condiciones de vida de los trabajadores. Eso sigue siendo un pilar innegociable de nuestra organización.

P: ¿La era Lula, antiguo sindicalista y dirigente de la CUT, ha constituido un elemento favorable para ustedes o por el contrario ha enrarecido vuestro trabajo sindical en estos últimos años?

R: Sobre todo nos obligó a ciertos replanteos. Es cierto que cuando Lula llegó a la presidencia nosotros vivíamos una etapa difícil. Sin embargo rescato –como creo que la mayoría de los movimientos sociales brasileros- la existencia de un espacio permanente de diálogo con el gobierno. Esto es muy positivo. Y, por otra parte, nuestra independencia de posiciones. Somos muy críticos sobre algunas esferas claves de la gestión de Lula.

P: ¿Por ejemplo?

R: Particularmente sobre la lentitud de la reforma agraria que es una reivindicación muy importante para amplios sectores sociales de Brasil. Y su avance durante la gestión de Lula deja mucho que desear. Sin duda esta crítica clara constituye un punto de consenso entre todos los movimientos sociales de mi país.

P: ¿La llegada de Lula en este próximo jueves a Belém para participar con otros cuatro mandatarios de la región - Chavez, Evo Morales, Lugo y Correa- en el FSM, puede ser entendido como un esfuerzo para reconquistar la simpatía de los movimientos sociales brasileros?

R: No concuerdo con esta hipótesis. A pesar de nuestras críticas serias al Gobierno, Lula nunca dejó de venir a Belém en estos años. Y por otra parte siempre ha mantenido la comunicación y el diálogo con los movimientos sociales. No necesita aprovechar de un Foro para restablecer una relación que se mantiene abierta y activa. Pienso sin embargo que la visita de Lula esta semana en el marco del FSM es una señal emblemática hacia todos los sectores políticos y económicos del país y hacia los actores sociales que llegan del mundo entero.

P: Es decir…

R: La Amazonia es hoy una de las regiones más complejas y contradictorias de Brasil. Con la devastación ecológica y ambiental. Con la fuerte presencia de empresas nacionales y multinacionales responsables de la misma. Y al mismo tiempo con activos movimientos sociales que buscan alternativas, se organizan, se movilizan. Y esta realidad define un contexto donde la presencia y la palabra de Lula pueden ser muy importantes. Por otra parte, Lula viene a Belém para sumar su apoyo a ese gran proyecto mundial que apuesta a la construcción de otro mundo posible.

P: Belém va a convocar durante los próximos días a representantes de la sociedad civil latinoamericana y mundial. ¿Cuál es realmente hoy el estado de las relaciones entre los sindicatos brasileros con sus pares del continente? ¿Y más aún, entre los movimientos sociales latinoamericanos en general?

R: Es esencial dar un paso más hacia adelante para fortalecer estas relaciones, que si bien existen y se han venido fortaleciendo no terminan de plasmarse completamente en una práctica sistemática común. Especialmente en un momento en que América Latina transita una etapa histórica de su vida como continente. Debemos dar un paso adelante sustantivo en el tema de la integración regional. Claro que existen propuestas de integración económica y comercial. Pero nos falta claridad en el debate y en la proposición, entre nosotros mismos, sobre la gran apuesta de la integración social. Y, por otra parte, ese esencial no bajar nunca la presión hacia nuestros gobernantes para encontrar cada día respuestas más claras, rápidas y efectivas a temas esenciales pendientes. Como, por ejemplo, el hambre en aumento; la precarización del trabajo y de los trabajadores; la respuesta a la crisis financiera y económica; el tema ambiental etc. Si bien el momento es histórico los desafíos para nosotros no son menos esenciales. Y las expectativas de la gente, de nuestras bases, siguen siendo enormes.

P: ¿En ese sentido, qué significa y qué puede aportar esta edición del Foro Social Mundial?

R: Será un momento grandioso para el encuentro entre los movimientos sociales y para avanzar más en el proceso de resistencia de los trabajadores. Una oportunidad única de comunicación entre pueblos. La posibilidad de clarificar y empujar con más energías las realizaciones sociales y populares. Un espacio privilegiado, además, para que nosotras, las mujeres, sigamos construyendo juntas nuestras propuestas, redes y proyectos.

Sergio Ferrari. Colaboración de E-CHANGER, ONG suiza de cooperación solidaria. Organizadora de la de delegación suiza al Foro Social Mundial de Belém

No hay comentarios:

Publicar un comentario

GRACIA POR SU COMENTARIO...
Atentamente:
El coordinador.
Cordoba
Argentina