VIVA CRISTINA FERNANDEZ de KIRCHNER NOBEL de la PAZ 2013 ¡¡¡

En este sitio encontras noticias, opiniones y material de consulta sin censura.



Te permitirá estar bien informado y podras sacar tus propias conclusiones , sobre lo que pasa en Argentina y los paises de America.



Nuestra linea editorial es la defensa estratégica de los Derechos Humanos, la Democracia popular y la Justicia Social.



Buscamos que durante este siglo XXI, concretemos la Revolución Cultural que soñaron nuestros compañer@s y familiares desaparecidos y asesinados , por todas la dictaduras y tiranias a los largo de America.



Nos mueve, la Memoria, la Verdad, la Justicia y la Reparacion Integral para con las victimas de la Doctrina de la Seguridad Nacional y los pueblos de America.



Córdoba, Argentina



19 y 20 de diciembre de 2001.-



lunes, 13 de febrero de 2012

JUICIO al FASCISMO CORDOBES

¡¡¡ VIVA  CRISTINA FERNANDEZ KIRCHNER  ¡¡






   JUICIO al COMANDO RADIOELECTRICO FASCISTA CORDOBES

  



Juicio Azul

El proceso oral se inicia este martes 14, a las 9 en el TOF2, superados incidentes y recusaciones previas. En la causa, que se inició en 2008 y se elevó a juicio en 2010, se investigan los fusilamientos de Ana María Villanueva, Jorge Manuel Diez y Carlos Delfín Oliva. Tres policías en el banquillo. 

2012-02-12 ::



Por Katy García - PrensaRed





“Este juicio tiene la misma relevancia histórica, social y política que el resto de las causas donde se juzga la violación masiva y sistemática de los derechos humanos ocurridos entre 1976 a 1983 en Córdoba”, evaluó Carlos Gonella, fiscal del Tribunal Federal Oral 2, a escasos días de iniciarse el proceso.



Para el representante del ministerio público, la Policía de Córdoba, y por ende el Comando Radioeléctrico, funcionó bajo el control operacional del Ejército en todas  las provincias que formaban parte de la jurisdicción del Tercer Cuerpo. A juzgar por el número de víctimas y desaparecidos, Córdoba es  la segunda zona donde se desató con mayor intensidad el terrorismo de Estado



“Me parece interesante hacer la distinción de lo sucedido en Córdoba en los meses previos al golpe de 1976. El grupo denominado Comandos Libertadores de América, versión local de la Triple A, estaba nutrido por policías, civiles y efectivos del ejército en un plano de relativa igualdad en la toma de decisiones”, destacó.



En ese sentido subrayó que “luego del Golpe de Estado todas las fuerzas fueron subordinadas orgánicamente en el plano nacional a las directivas del Ejército Argentino, si bien ya desde octubre de 1975 por directiva del Consejo de Defensa, esta fuerza comandaría la ‘lucha contra la subversión’ en Tucumán. Esto puede verse con claridad en los documentos oficiales del Ejercito”, describió.



En esa línea, Claudio Orosz - abogado querellante de la familia Villanueva - consideró que este juicio posibilitará “entrar en el hueso, e ir por otros ejecutores además de los conocidos de la OP3 (operaciones especiales) o los más cabezones de la D2; en este caso, queda claro que la policía estaba bajo el mando operativo de Luciano Benjamín Menéndez y que su cuerpo de ocupación territorial que era el comando radioeléctrico actuaba, secuestraba y fusilaba”, afirmó.



Y agregó que “para la familia que representamos este juicio es un gesto de justicia, tardía, pero justicia al fin. Fue la matanza de tres militantes de la Juventud Universitaria Peronista (JUP) que era la fuerza estudiantil mayoritaria de la Universidad Nacional de Córdoba”, sostuvo. 





Estudiar, trabajar, militar



Ángel Tito Villanueva tenía 15 años y su padre superaba los 50 cuando su hermana Ana María Villanueva (23), su novio Jorge Manuel Diez Díaz (26) y Carlos Delfín Oliva (20) fueron ejecutados en la vía pública. A horas del hecho, un comunicado del Tercer Cuerpo publicado en el diario Córdoba informa que tres "delincuentes subversivos" murieron en un "enfrentamiento" que no ocasionó bajas en las fuerzas policiales.



A 35 años de los hechos el único varón  y el menor de la familia, le contó a PrensaRed cómo vivió aquellas circunstancias cuando era apenas un niño y sus padres  Ángel José Villanueva y Julia Elba Medina, oriundos de Río Cuarto y con un buen pasar económico, decidieron trasladarse a la capital cordobesa.



: 







“Cuando cumplo 10 años y  termino 5º grado, mis hermanas Ana y Elba que venían de los Estados Unidos donde pasaron seis meses por un programa de intercambio cultural estaban por empezar la facultad. Mi padre decidió que nos iríamos todos a Córdoba para seguir estudiando”, recordó.



Tito refirió con orgullo que ambas obtuvieron los primeros puntajes entre 700 postulantes.  “Ana estuvo en una granja. Le gustaba el campo, los caballos y la vida silvestre”, dijo. Y en un viaje fugaz a la infancia se vio niño tomado de su mano y amorosamente  llevado al Jardín de infantes. Más tarde recibiría de puño y letra una carta  donde le explicaba las razones de su lucha.



En 1971, Ana María se inscribió en la carrera de abogacía y en 1973 se acercó al peronismo. Al año siguiente abrazó la militancia política, se inscribió en Ciencias de la Información y comenzó a trabajar en el Hotel Nogaró, relató.



“Para ella y toda esa generación la militancia implicaba estudiar, trabajar, e irse del hogar paterno. Vivian solos. Y ella lo hizo”, recordó Tito, querellante y testigo en el juicio.



Dejate de joder…



Aquél 2 de junio de 1976 y cuando  habían pasado varias horas de la masacre, una patota de 18 hombres de civil llegó en los Falcon a comunicar que su hermana había muerto en un “enfrentamiento”.



Como era “costumbre” además de requisar la vivienda les sustrajeron objetos de valor desde un reloj de oro macizo hasta una decena de colonias “Paco” que Tito había recibido como regalo de cumpleaños días previos.



“Después que la secuestraron, torturaron y mataron, y además de robarnos cosas materiales,  quisieron lucrar con su sepelio y entierro”, reveló. Un hombre de sobretodo, esa tarde les puso un diario sobre la mesa sugiriendo que la empresa funeraria fuera San Cayetano, SRL. “Papá contrató a Caruso, a Carlos lo llevaron a Chaco y la familia de Jorge utilizó esos servicios”,  señaló y reflexionó sobre la falta de una investigación profunda que informe sobre el patrimonio, las conexiones y la propiedad de las empresas funerarias.    



En plena dictadura -relató Tito- su padre comenzó a investigar.  “Nos pintaron la casa tres veces y una de las leyendas decía: ‘dejate de joder que te quedan 5 hijos’. Y en los ochenta como su madre estaba enferma no se tramitó ante la justicia.



Y en 1998, un año antes de morir, le había dicho que las leyes del oprobio iban a caerse. “Yo ya no voy a estar, pero mucho de lo hecho te va a servir a vos para que se haga  justicia con tu hermana”, le indicó, a modo de mandato.



En 2007, se acercó a Familiares de Desaparecidos y Detenidos por razones Políticas  y comenzó a participar y a interiorizarse en la causa. Asimismo pudo relacionarse con las familias de los otros militantes asesinados  y entablar una relación. 



Ahora que los ex policías Pedro Nolasco Bustos (57),  Jorge Vicente Worona (65) y José Filiberto Olivieri (67) deberán responder por los crímenes cometidos se siente tranquilo.



"No siento temor. Fui varias veces a declarar. Uno revive todo y eso te afecta, te debilita. Pero verles la cara a los autores materiales de los crímenes me hace pensar, sin soberbia, que son unos pobres tipos”, expresó e hizo suyos conceptos de Primo Levi acerca de la muerte vilipendiosa.



“La justicia es un hecho social, se juzgan delitos de lesa humanidad que han dañado a la sociedad. Por eso, tiene la obligación de dar respuestas”, anheló. 



www.prensared.com.ar





 

  



 (C) 2002 PrensaRed Todos los deechos reservados 

  


No hay comentarios:

Publicar un comentario

GRACIA POR SU COMENTARIO...
Atentamente:
El coordinador.
Cordoba
Argentina