VIVA CRISTINA FERNANDEZ de KIRCHNER NOBEL de la PAZ 2013 ¡¡¡

En este sitio encontras noticias, opiniones y material de consulta sin censura.



Te permitirá estar bien informado y podras sacar tus propias conclusiones , sobre lo que pasa en Argentina y los paises de America.



Nuestra linea editorial es la defensa estratégica de los Derechos Humanos, la Democracia popular y la Justicia Social.



Buscamos que durante este siglo XXI, concretemos la Revolución Cultural que soñaron nuestros compañer@s y familiares desaparecidos y asesinados , por todas la dictaduras y tiranias a los largo de America.



Nos mueve, la Memoria, la Verdad, la Justicia y la Reparacion Integral para con las victimas de la Doctrina de la Seguridad Nacional y los pueblos de America.



Córdoba, Argentina



19 y 20 de diciembre de 2001.-



sábado, 6 de marzo de 2010

IMPERIALISMO y GLOBALIZACION

IMPERIALISMO y GLOBALIZACIÓN
imprimir|SOLIDARIDAD.NET
Un excelente trabajo de la revista AUTOGESTIÓN para la reflexión cara al DIA INTERNACIONAL DEL TRABAJO. Lo que actualmente se denomina globalización no es otra cosa que un eufemismo de lo en teoría política siempre se ha denominado IMPERIALISMO, es decir un sistema y un conjunto de procesos diseñados para el dominio y el expolio, en este caso a escala planetaria. La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) se encarga de la difusión ideológica, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) regulan el pensamiento de los funcionarios de los bancos centrales y organizan los ajustes estruc-turales, la Organización Mundial del Comercio (OMC) es la representante de los inte-reses comerciales de las Empresas Transnacionales (ETN).




--------------------------------------------------------------------------------


Autor: Redacción Autogestión (abril de 2004)

Lo que actualmente se denomina globalización no es otra cosa que un eufemismo de lo en teoría política siempre se ha denominado IMPERIALISMO, es decir un sistema y un conjunto de procesos diseñados para el dominio y el expolio, en este caso a escala planetaria.
Podemos afirmar que existe un entramado de instituciones políticas, económicas, mafiosas y mediáticas a plano internacional conectadas entre sí que quieren decidir los destinos y las conciencias de los 6.000 millo-nes de habitantes del planeta Tierra. Vamos a centrarnos en este análisis en algunos aspectos de la globalización imperialista.
En términos económicos, la llamada globalización o nuevo imperialismo, es la culminación de un proceso histórico de expansión del capitalismo, acompañado por la derrota de las organizaciones de la clase obrera que hasta la segunda guerra mundial habían condicionado de manera sustantiva la marcha del capital. La incorporación de las organizaciones de izquierda, tanto sindicales como políticas, a la dinámica del capital supuso ya entonces el inicio de la derrota. La clase obrera europea y americana fue adquiriendo mayores niveles de vida olvidando su carácter solidario y revolucionario. Por otro lado el capitalismo de estado impuesto por la fuerza en la mitad de Europa bajo el yugo de la hoz y el martillo termi-no por ser derrotado también por el capitalismo occidental. Así llegados al final de la década de los 80 del siglo XX observamos un capitalismo internacional prácticamente sin oposición, con un 15% de la población del planeta disfrutando de niveles de vida elevados, fruto del expolio a los países empobrecidos, mientras la inmensa mayoría de la humanidad, el restante 85% padece la miseria, las guerras, el hambre etc.

El capital ha sufrido un proceso de concentración en el que son necesarios mercados cada vez mayores para el volumen de producción que se ha alcanzado. Ha habido una deslocalización de la industria tradicional desde los países industriales hacia nuevas regiones del Tercer Mundo confirmándose la división internacional de la clase obrera. En este proceso se han reproducido nuevas formas de esclavitud afectando de forma especial a los niños. En la actualidad se calcula que hay unos 400 millones de ni-ños esclavizados en diferentes sectores económicos, incluyendo la prostitución y el tráfico de personas y órganos. Ante este genocidio las organizaciones sindicales de los países enriquecidos han callado y han seguido la defensa de los intereses corporativos de las aristocracias obreras y de la administración estatal.

Por otro lado en los países enriquecidos hay una franja de población cada vez más minoritaria con unos niveles de consumo muy altos que hacen rentable el comercio internacional de productos de alto valor agregado. La disminución de la mano de obra industrial y el crecimiento de los servicios de baja calidad profesional han promovido la aparición de una masa cada vez mayor de trabajadores en precario y de nuevos pobres, también divididos por la llegada de población inmigrante proveniente de los países empobrecidos que busca formas dignas de trabajo y de vida.

Las empresas transnacionales (ETN) son el agente más activo de este nuevo imperialismo ya que son las que organizan la división internacional del trabajo con sus políticas de inversiones para obtener la máxima valorización del capital y lograr un crecimiento constante de la productividad y una reducción paralela de los costes salariales. Por ello no es de extrañar que junto con las más avanzadas tecnologías convivan formas de esclavitud salvaje.

Como consecuencia del proceso de centralización y concentración del capital no es muy numeroso el número de ETN que ejercen el control del mercado mundial. Así en el sector de las telecomunicaciones sólo 10 ETN controlan el 66% del mercado mundial de semiconductores; 9 ETN controlan el 89% del mercado mundial de las telecomunicaciones y la información y 10 ETN controlan el mercado mundial de ordenadores. En la actualidad hay aproximadamente unas 35.000 ETN matrices con 690.000 filiales. En 1990 las ventas totales de las 100 mayores ETN fueron 3.114 millones de dólares, equivalente al 14% de PIB mundial, o al 20% del PIB de los países enriquecidos o al 93% del PIB de los países empobrecidos. Es decir las 100 mayores ETN con 125 millones de empleados tienen un peso económico equivalente a más de 4.000 millones de empobrecidos.

Por otro lado el capital financiero es otro de los agentes más importantes de este nuevo imperialismo planetario. Los Bancos Transnacionales (BTN) mueven cientos de millones de divisas de un lado a otro del planeta a través de unas cuantas plazas financieras : Nueva York, Tokio, Londres, París, Francfort, Singapur, Hong Kong ... Este movimiento de capitales es prácticamente especulativo y su volumen alcanza casi el billón de dólares al día, mientras las reservas del G7 no superan los 400.000 millones de dólares. Las entradas y salidas de estos capitales a corto plazo pueden desestabilizar cualquier economía nacional.

Los gobiernos de las naciones y los tecnócratas internacionales son la base administrativa de la globalización imperialista. La OCDE se encarga de la difusión ideológica, el FMI y el BM regulan el pensamiento de los funcionarios de los bancos centrales y organizan los ajustes estructurales, la OMC es la representante de los intereses comerciales de las ETN. La UE es uno de los mayores impulsores de la globalización, especialmente a través de las direcciones generales de comercio o de la competencia penetradas hasta los tuétanos por los lobbies empresariales

La tecnología moderna es el soporte del proceso neoimperialista de la globalización: producción en masa a ritmos cada vez más acelerados, segmentación del. proceso productivo, control del proceso a distancia, rapidez y eficiencia en los transportes y las comunicaciones y con-trol ideológico a través de los medios de comunicación y las formas de vida. El cambio tecnológico es el que más ha influido en la reducción del empleo industrial en los países enriquecidos y está orientado a reducir los costes laborales y por tanto la presión de la mano de obra. Con ello se consigue una tasa de desempleo permanente que precariza el mercado laboral de tal forma que se produce la paradoja de que con niveles tecnológicos más altos las personas trabajan más horas y por menos dinero, de tal forma que está canalizando la mayoría de la riqueza social hacia el capital y en contra de los trabajadores.

La tecnología ha permitido también que la globalización fi-nanciera sea total ya que se han eliminado las diferencias de tiempo y espacio. Como además no ya hay un sistema monetario internacional, ya no hay una autoridad monetaria que regule la circulación del dinero. Por otro lado las políticas están llevando a que los excedentes del sector productivo y los ahorros de las poblaciones de los países enriquecidos se desplacen hacia el sector financiero. Junto con la complicidad de las poblaciones enriquecidas en la economía especulativa están los fondos que se obtienen de las privatizaciones de los programas de ajuste estructural de los países empobrecidos que están dejando en manos de la ETN los servicios públicos de poblaciones, regiones e incluso países enteros de tal forma que hay un flujo permanente de capital , añadido al de la deuda externa y el del comercio de materias primas, desde los países empobrecidos a los enriquecidos.

Sin embargo el espacio de la producción sigue siendo nacional en lo que se refiere a las condiciones de valorización del capital y de gestión de la fuerza de trabajo. La estrategia global de la ETN es articular espacios diferenciados en lo relativo a los procesos productivos y en lo relativo al conflicto capital-trabajo. Sin embargo ya hay importantes zonas de libre explotación mundial como las zonas francas o las empresas de maquila. Espacios de esclavitud industrial donde los trabajadores, hombres, mujeres y niños, pueden tener jornadas de 60 horas semanales, comiendo y durmiendo en la empresa.

¿Qué han hecho los sindicatos obreros y los partidos que se llaman de izquierdas contra la globalización imperialista?. ¿Dónde esta su internacionalismo solidario?



Autor: Solidaridad.net - Autogestión- Fecha: 2005-04-27

No hay comentarios:

Publicar un comentario

GRACIA POR SU COMENTARIO...
Atentamente:
El coordinador.
Cordoba
Argentina