VIVA CRISTINA FERNANDEZ de KIRCHNER NOBEL de la PAZ 2013 ¡¡¡

En este sitio encontras noticias, opiniones y material de consulta sin censura.



Te permitirá estar bien informado y podras sacar tus propias conclusiones , sobre lo que pasa en Argentina y los paises de America.



Nuestra linea editorial es la defensa estratégica de los Derechos Humanos, la Democracia popular y la Justicia Social.



Buscamos que durante este siglo XXI, concretemos la Revolución Cultural que soñaron nuestros compañer@s y familiares desaparecidos y asesinados , por todas la dictaduras y tiranias a los largo de America.



Nos mueve, la Memoria, la Verdad, la Justicia y la Reparacion Integral para con las victimas de la Doctrina de la Seguridad Nacional y los pueblos de America.



Córdoba, Argentina



19 y 20 de diciembre de 2001.-



sábado, 14 de marzo de 2009

IRAK : ¿HAY JUSTICIA?

13 de Marzo de 2009
EL PERIODISTA IRAQUI RECIBIO TRES AÑOS DE CONDENA, PERO DIJO QUE NO SE ARREPIENTE
Cárcel por el zapatazo a Bush
Zaidi fue condenado por agresión a un jefe de Estado extranjero durante una visita oficial. El delito conlleva una pena de 3 a 15 años de prisión. Le dieron 3. Una hermana lloró. Otra repartió caramelos.

Un hermano del periodista reacciona ante el fallo.Muntazer al Zaidi, el periodista iraquí que le lanzó sus zapatos al ex presidente estadounidense George W. Bush, fue condenado ayer a tres años de cárcel en Bagdad. “Larga vida a Irak”, gritó el periodista cuando el juez Abdel Amir al Rubai le anunció el veredicto, contó uno de los abogados de su equipo de defensa.

Ante su equipo de 25 abogados y los periodistas presentes en la sala, el juez le preguntó al periodista si se declaraba inocente. Muntazer se dirigió a la Corte de pie, vestido con un traje caqui, una camisa de rayas marrón y lentes de montura fina.

“Sí, mi reacción fue natural, la misma que hubiese tenido cualquier otro iraquí”, precisó Zaidi, tras lo cual detalló la indignación que sintió mientras escuchaba las palabras de Bush y pensaba en el pueblo iraquí.

“El señor Bush es el mayor responsable de los crímenes cometidos en Irak. Hablaba de victorias y de éxitos estadounidenses, pero en mi país lo único que yo veo en materia de éxito es un millón de mártires, sangre derramada, mezquitas allanadas, iraquíes violadas e iraquíes humillados”, afirmó.

Zaidi, periodista del diario árabe Al Baghdadiya, aprovechó que el juez le había dado la palabra para denunciar maltratos. Dijo que había sido golpeado y torturado en prisión por varios militares y por qué esos crímenes no habrían sido investigados a pesar de sus reiteradas denuncias. Los abogados de Zaidi intentaron salvar a su cliente de diversas formas. Primero sostuvieron que el periodista estaba acusado erróneamente de agresión contra un jefe de Estado extranjero en visita oficial, ya que, según argumentaron, el ex mandatario estadounidense fue a Irak en visita sorpresa, por lo que no podía calificarse de oficial.

Después intentaron convencer al juez de que el zapatazo se había inspirado en motivos honorables. “Sólo expresó sus sentimientos. Lo que veía al mirar al presidente estadounidense hablando de sus éxitos en Irak era, simplemente, la sangre de los iraquíes que corría a sus pies”, esgrimió su abogado.

Los argumentos sirvieron para atenuar la pena, pero no para evitarla. Zaidi fue condenado, tal como figuraba en la acusación, por agresión a un jefe de Estado extranjero durante una visita oficial. El delito conlleva una pena de tres a quince años de prisión. Al periodista le dieron tres.

“Respetamos al tribunal y no dudamos de su decisión. Aplicó la condena menor posible, dadas las acusaciones”, afirmó aliviado el jefe de la defensa tras escuchar el veredicto.

Mientras tanto, algunos familiares estallaban de ira. “¡Esto es un tribunal estadounidense, especie de hijos de perros!”, gritó con toda su fuerza Udai al Zaidi, hermano del condenado.

Dunia al Zaidi, hermana del condenado, no se quedó atrás. “No hay ni un solo hombre honrado entre vosotros”, espetó con la cara bañada de lágrimas dirigiéndose a los magistrados del Tribunal Criminal Central de Irak.

Otros familiares prefirieron festejar el zapatazo. “Muntazer nos dijo que no sintiéramos pena y que no derramáramos ni una lágrima”, contó Um Hama al Zaidi, otra de sus hermanas, mientras repartía dulces y bebidas en la sala del tribunal. “Nos trajo jugo, caramelos y chicles para repartir cuando se anunciara la sentencia. Dice que no es condenado por un crimen, sino por una cosa en la que cree, un acto del que no se avergüenza”, explicó la joven. En Irak, la entrega de caramelos y agua de fruta simboliza una alegría que se quiere compartir con los demás.

Por su parte, George W. Bush, desde Estados Unidos, se despegó de la sentencia. “El resultado del juicio al periodista es un asunto que concierne al sistema judicial iraquí”, aseguró en declaraciones a la radio Rob Saliterman, vocero del ex presidente.

Pero desde la prensa hubo muchas declaraciones de solidaridad para con su colega. La Federación Internacional de Periodistas (FIJ) consideró la sentencia desproporcionada y lamentable, según un comunicado emitido ayer. La organización Reporteros Sin Fronteras (JSF) tildó a los jueces de hipócritas. “Lamentamos que Zaidi utilizase ese procedimiento para protestar por la política del presidente Bush, pero el cinismo de esta condena es infinito, no tiene justificación alguna en un país donde escapan de la Justicia tantos asesinos de periodistas”, señala el texto de la organización.

“Pedimos al presidente Jalal Talabani que ordene la liberación de

Al Zaidi. Los periodistas sufrimos mucho en los últimos cuatro años”, declaró un funcionario de la unión de periodistas iraquíes.

Desde la invasión estadounidense en marzo de 2003 murieron en ese país 295 periodistas locales. Muchos otros dejaron su país por temor a ser asesinados.

Sin embargo, Muntazer al Zaidi se quedó. Siguió ejerciendo su profesión. incluso después de ser secuestrado en 2007. Esa vez permaneció cautivo tres días hasta que se pagó un rescate y recuperó la libertad. Los jueces de Al Zaidi fueron más duros que sus secuestradores. Ahora el periodista tendrá que esperar tres años para recuperar su libertad.


© 2000-2009 www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

No hay comentarios:

Publicar un comentario

GRACIA POR SU COMENTARIO...
Atentamente:
El coordinador.
Cordoba
Argentina